Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Dom, May
81 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Convocado por organismos de Derechos Humanos, referentes de universo del trabajo y la política se dan cita para reflexionar y buscar estrategias comunes “para poner un límite al daño social, que en apenas cinco meses, produjo el gobierno de Milei”.

Hoy martes se va llevar a cabo un encuentro en la Facultad de Sociales de la UBA, en la que referentes de diferentes organizaciones sociales, políticas, sindicales y de Derechos Humanos van a reflexionar y a pronunciarse contra el ajuste que perpetra la Presidencia Milei, así como acerca de las herramientas de las que se vale para implementarlo como el DNU 70/2023 y el Protocolo Bullrich.

Se espera que se presenten dos de los titulares de la CGT, Héctor Daer y Pablo Moyano, su par de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y el de la CTA Autónoma Hugo Cachorro Godoy, así como el representante de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Alejandro Gramajo, y la referente de Madres de Plaza de Mayo- Línea Fundadora Taty Almeida.

También que vaya a estar presente la Mesa de los Organismos de Derechos Humanos que integran la Liga Argentina por los Derechos Humanos, Madres-Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Apdh La Matanza, Asociación Buena Memoria, Comisión Zona Norte, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Hijos Capital y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

La reunión fue convocada para analizar cómo continuar la resistencia que sale al cruce del Proyecto de Ley Bases 2 y el DNU 70/2023. “Los sectores afectados nos abocaremos a la búsqueda de estrategias comunes para poner un límite al daño social, que en apenas cinco meses, produjo el gobierno de Milei”, puntualizó la convocatoria y advirtió que la Presidencia Milei “debilita la democracia y el valor del trabajo, promoviendo el odio negacionista, afectando la convivencia social”.

Tras lo que se hizo hincapié en que la articulación entre el movimiento de Derechos Humanos y el movimiento obrero se profundizó como una necesidad que surge de las políticas implementadas por el actual gobierno, algo que se verificó durante la movilización del 24 de enero, y más recientemente con la marcha del 24 de marzo, la jornada del 23 de abril, el Día Internacional de los Trabajadores y la convocatoria al paro nacional de la semana pasada.