Atender la salud

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde el gremio de Cicop convocaron a un paro durante la semana pasada. Reclaman por aumento urgente y reconocimientos por haberse expuesto al coronavirus todo el año.

Los médicos de la provincia aseguran que se les “terminó la paciencia” y anunciaron su primer paro en la era Kicillof, y también durante la pandemia de COVID-19, luego de ocho meses de trabajo en un contexto por demás complejo.
La semana pasada realizaron un paro activo en los hospitales y centros de salud bonaerenses, así como también movilizaciones y actos simultáneos frente a los establecimientos con la presencia de delegaciones de trabajadores de cada región.
Hasta ahora, el gobierno de Axel Kicillof había citado a médicos y profesionales de la salud a una primera paritaria en octubre de este año, abriendo la primera negociación formal en salarios.
Allí, la mayoría de los gremios consideraron que la oferta del 15 por ciento es un "despropósito", ya que el salario inicial de un profesional de la Salud está por debajo de los 50 mil pesos, lo que representa una Canasta Básica según el INDEC.
También, otro momento de tensión entre Gobernación y los gremios de la Salud ocurrió en el mes pasado, cuando después de que el gobierno anunciara la incorporación a planta de más de mil residentes (un hecho histórico para la Provincia), los mismos denunciaran que iban a cobrar recién en diciembre. Finalmente, la presión de los gremios resolvió el conflicto y los residentes recibirán su salario a partir de este mes.
En este sentido, Edith Renis, Titular de Cicop Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, aseveró que: “en el último congreso votamos el paro porque era urgente ya que estamos con el mismo sueldo desde el año pasado”.
En referencia a que fue el primer paro de los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires, aseguró que “eentendemos que es complicado un paro de la salud en este contexto, sobre todo por la gente que solo tiene la salud publica al no contar con una prepaga o una obra social importante”. A pesar de ello, no dudó en afirmar que “la situación no daba para más”.
Esto se da, ya que “la caravana que se hizo al ministerio de salud de la provincia la semana pasada, no tuvo efecto sumado a protestas en los hospitales y en las redes”, señaló Renis.
Asimismo, volvió a referirse que “el aumento de quince por ciento sigue siendo muy poco porque sigue deteriorando el salario. “Un ingresante está cobrando 36 mil pesos cuando para no ser pobre necesitas 50 mil”, remarcó la integrante de Cicop.
También, resaltó que “esta situación complica no solo a los trabajadores sino a los jubilados del IPS, que aumenta en relación al sueldo de los trabajadores que están en actividad”. Para finalizar, afirmó que “quedaron en volver a llamar y mejorar la oferta pero no lo hicieron”.