Por el derecho a la diversidad

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En el Municipio de San Martín se inauguró la Casa de la Diversidad, mientras que el ejecutivo nacional reglamentaba la ley que establece que los organismos del Estado, deben ocupar en una proporción no inferior al uno por ciento de su planta de personal a personas travestis, transexuales y transgénero.

Quedó inaugurada en el municipio bonaerense de San Martín, la Casa de la Diversidad, en un acto quecontó con la presencia de la integrante de la Corriente Lohana Berkins, Melina Mazarotti, que asimismo integra la Mesa de Diversidad local.

En la oportunidad también se dieron cita diferentes autoridades municipales, así como la ministra de Géneros y Diversidad de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, y la candidata a diputada nacional por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz.

Por otro lado, esta semana el ejecutivo nacional reglamentó la ley que establece que todos los organismos del Estado deben ocupar en una proporción no inferior al uno por ciento de su planta de personal a personas travestis, transexuales y transgénero.

Se trata de la Ley que surgió a partir del Proyecto Lohana Berkins-Diana Sacayán, que fue sancionada el 24 de junio pasado y promulgada al mes siguiente por el gobierno nacional.

La medida se enmarca en las políticas de igualdad y ampliación de derechos, rige para los tres poderes del Estado, los organismos descentralizados y autárquicos, los entes públicos no estatales y las empresas y sociedades del Estado, en todas sus modalidades de contratación regular vigentes.

En su texto, señala que se va a brindar a los organismos "materiales de capacitación y lineamientos generales sobre sensibilización y capacitación con perspectiva de género y diversidad sexual que tengan como fin la efectiva integración de las personas travestis, transexuales y transgénero en los ámbitos laborales".

También que se dará "prioridad en las contrataciones del Estado" a aquellas empresas que "en su planta laboral posea a personas travestis, transexuales y transgénero".

Y que, en el caso de que varias de las empresas igualadas incluyan en su plantel a personas con dichas identidades, se va a tener que priorizar “al oferente que posea el mayor porcentaje de personas travestis, transexuales y transgénero en sus puestos de trabajo”.