La educación un patrimonio público 

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación quieren que se declare la “intangibilidad de los bienes” para evitar que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los siga vendiendo.

“Es una figura legal más para buscar frenar los traslados de las escuelas”, señaló la docente en villa 31, integrante de La Violeta, Belén Ezquerra, al referirse al pedido de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de que el sistema de enseñanza pública sea considerado como patrimonio público, cultural y educativo.

La iniciativa postula también que se declare la “intangibilidad de los bienes”, a raíz de las denuncias de la comunidad educativa ante distintos intentos de venta de terrenos donde funcionan escuelas por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires donde funcionan escuelas.

Y, asimismo, cuenta con el apoyo de los trabajadores estatales agrupados en ATE Capital, los judiciales de Sitraju y los metrodelegados de la AGTSyP, tal como lo hicieron público el lunes pasado cuando se movilizaron junto a UTE para pronunciarse contra las políticas de ajuste que implementa el Gobierno que preside Horacio Rodríguez Larreta.

Precisamente sobre esto, Belén Ezquerra fue contundente al sostener que la propuesta “es una manera de responder al ajuste orquestado, desde hace años, por el PRO en la ciudad, donde todos los días vemos un nuevo ataque a la educación pública”.

Tras lo que añadió que “el traslado de escuelas, responde a que quieren esos edificios para sus negocios” y en este sentido recordó el caso de la escuela Indira Gandhi que el Gobierno de la Ciudad pretende trasladar a un edificio que no reúne las condiciones que brinda el actual que, desde hace más de medio siglo, se emplaza en un predio de dos hectáreas lindero a Parque Norte con parque, cancha de básquet, plaza de juegos y una huerta. Ahí cursan 178 alumnos a jornada completa, en su mayoría chicos que viven en el Barrio Carlos Mugica.

“Venden que hacen una escuela, pero en realidad usan el edificio de la misma para sus negocios inmobiliarios y por eso la trasladan a otro lado”, lamentó la docente de La Violeta y finalizó aseverando que la comunidad de la escuela Indira Gandhi “junto con en la red de educación del barrio se sigue movilizando para frenar esto”.