La Rioja
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Siguen las medidas de fuerza convocadas por la Asociación de Maestros y Profesores. “Venimos sosteniendo esta lucha por décadas, no es una cosa de hoy y ellos lo descuidaron”, recalcó Rogelio de Leonardi y añadió el ejecutivo provincial “todavía está a tiempo de reaccionar favorablemente”.

La semana pasada se cumplió la séptima semana del plan de lucha que lleva a cabo la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja (AMP), para exigir que se los convoque a paritarias y un salario mínimo de cincuenta mil pesos
En este contexto, tuvo lugar una movilización que unió la plaza Facundo Quiroga hacia la sede del gobierno provincial. “Crece el movimiento”, señaló al respecto el secretario general de AMP, Rogelio de Leonardi, tras lo que lamentó la falta de respuesta favorable a las demandas de los trabajadores de la educación, por parte del ejecutivo riojano.
“No da respuestas”, recalcó De Leonardi e insistió con que el gobernador Ricardo Quintela “firmó un decreto que habilita la paritaria y no la cumplió”, ya que “sigue sin escuchar los problemas”, por lo que “se ahoga en su propia salsa”.
Así las cosas, el titular de la AMP sostuvo que con este panorama y si no atiende el reclamo salarial, el oficialismo provincial “va a perder las elecciones”. Pero, pese a eso, sostuvo que el gobernador Quintela “está a tiempo de tirar las cartas de vuelta”.
Por otra parte, hizo hincapié en que el plan de lucha decidido por la AMP “es exitosísimo” y aseveró que lo protagoniza, entre un ochenta y un noventa por ciento de los trabajadores de la educación “dependiendo la zona”. Tras lo que fue claro cuando lamentó “que esté paralizado el servicio educativo”, ya que “quisiéramos estar trabajando, pero tienen que sentarse en la paritaria”.
En este sentido, volvió a cargar contra el delegado del Ministerio de Trabajo de la Nación, Carlos Fernández, quien “tiene una indiferencia total”.
También se refirió a la pasividad que exhibe la Legislatura ante el reclamo de los maestros. “Podrían poner algo de preocupación por el salario docente y el conflicto”, dijo el secretario de la AMP y consideró que “no es posible que la Cámara de Diputados no se pronuncie al respecto”. Y fue claro al sostener que con su actual actitud, hay legisladores que “están funcionado como meros punteros políticos”.
Pero, de todos modos, se mostró optimista en la posibilidad de que se escuche la postura de los docentes. “Venimos sosteniendo esta lucha por décadas, no es una cosa de hoy y ellos lo descuidaron”, recordó y añadió “pero todavía están a tiempo de reaccionar favorablemente”.