Blaquier, cerca del banquillo

NOA
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la decisión de la Cámara Federal de Casación, el dueño del Ingenio Ledesma debe ser juzgado por delitos de lesa humanidad perpetrados durante 1976.

Desde el Partido Comunista de Jujuy se celebró que, finalmente, la Cámara Federal de Casación resolviera enviar el expediente de la causa contra Carlos Blaquier, al Juzgado Federal de Jujuy que debe seguir su trámite, tras más de seis años de demora.
Lo hizo después de que, el jueves pasado, rechazara los recursos que el dueño del Ingenio Ledesma, había presentado durante 2013, contra su procesamiento por los secuestros que fueron perpetrados dentro del ingenio y su zona de influencia durante 1976.
De este modo, el Juzgado Federal es quien debe ahora comenzar inmediatamente el trámite de elevación a juicio de la causa, para que Blaquier - que este mes cumple 94 años- se siente en el banquillo de los acusados durante un juicio oral.
Cabe recodar que por medio de diferentes maniobras judiciales, el empresario logró evitar ir a juicio hasta que en julio pasado, la Corte Suprema revocó la falta de mérito con que lo había beneficiado la Sala IV de la Cámara Federal de Casación durante marzo de 2015, cuando tenía otra composición. Esa vez también fue beneficiado con idéntica medida Alberto Lemos, quien durante 1976 se desempeñaba como administrador general de Ledesma.
En este contexto, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Raúl Pietragalla, insistió con que este caso exhibe con claridad “el impacto que tiene cuando los jueces toman decisiones por fuera de la ley o demoran los juicios de lesa humanidad”, tras lo que señaló que la decisión que toma ahora Casación, debió ser adoptada en los mismos términos en 2013. “Estos ocho años de demora fueron provocados exclusivamente porque la Casación tomó una decisión por fuera de sus atribuciones, y la Corte se tomó seis años en arreglar este estropicio”, lamentó.