Zafó Blaquier

NOA
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El empresario responsable de la Noche del Apagón padece un estado de senilidad que le impide sentarse en el banquillo de los acusados. Los jueces Gemignani, Hornos y Riggi, junto a la Corte Suprema, dilataron la causa y así se garantizó la impunidad.

Desde Jujuy el Partido Comunista, hizo público su repudio a la decisión judicial que determinó que Carlos Blaquier no sea juzgado en las causas en las que fue acusado por haber perpetrado crímenes de lesa humanidad en el Ingenio Ledesma, durante la última dictadura y en el contexto del episodio conocido como la Noche del Apagón.

Así lo dictaminó el Cuerpo Médico Forense que evalúa que, el empresario y propietario del ingenio Ledesma de 94 años, no puede seguir en el proceso “por problemas de salud mental”, ya que padece un “deterioro cognitivo” que le impediría afrontar el debate oral.

Cabe recordar que junto a quien fuera el administrador de la planta fabril, Alberto Lemos, Blaquier debería sentarse en el banquillo de los acusados en dos causas que fueron elevadas a juicio oral, en las que tendría que responder por la privación ilegal de la libertad de veinte personas en las localidades de Ledesma, Calilegua y Libertador General San Martín. Y también en la causa Aredez, en la que se le imputan tres secuestros, que fueron cometidos entre marzo y abril de 1976.

Al respecto, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, recordó que todas estas causas estaban en condiciones de ser elevadas a juicio durante 2013, época en la que Blaquier no padecía los problemas de salud mental que actualmente lo aquejan, pero ese trámite fue paralizado por decisión de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal que por entonces integraban Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Eduardo Riggi. La táctica dilatoria fue clara, ya que primero se admitió un recurso de la defensa y dos años después les dictó falta de mérito a ambos acusados.

Y recién durante julio de 2021, la Corte Suprema decidió actuar y anuló lo resuelto por Casación, mediante una acordada en la que recalcó que la decisión de la Sala IV fue “arbitraria” y que “obstaculizó indebidamente el avance del proceso”.

Por esto es que la Secretaría de Derechos Humanos adelantó que analiza la posibilidad de realizar un pedido juicio político contra la Corte Suprema y los jueces de Casación que demoraron adrede la elevación a juicio para permitir que Blaquier no sea enjuiciado nunca.