Chubut, megaminería y represión

Patagonia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Aprobada entre gallos y media noche. Salió la Ley de Zonificación que autoriza la exploración minera en la meseta central chubutense. Manifestantes que pedían veto, recibieron palos.

Al cierre de esta edición, integrantes de organizaciones sociales, sindicales, políticas y de Derechos Humanos  movilizaban hacia la sede de la Casa de Chubut, para protestar contra la represión perpetrada en Rawson a partir del miércoles pasado, cuando la Legislatura provincial sancionó la Ley de Ley de Zonificación que autoriza la exploración minera -sin utilización de cianuro- en la meseta central chubutense.

Esto tiene lugar en la ciudad de Buenos Aires, en el contexto de la marcha convocada a raíz del 20 aniversario de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, y cuenta con la presencia de columnas del MTL y la Corriente Nacional Agustín Tosco.

La semana pasada, el gobernador Mariano Arcioni promulgó la Ley que es resistida por una franja importante de la sociedad chubutense. Entre quienes fijaron su posición negativa a la norma, aparecen la Universidad Nacional de la Patagonia y representantes del Conicet. Esta iniciativa permite la minería metalífera química de plata, cobre y plomo en algunas zonas de la provincia, como Telsen y Gastre.

Precisamente las marchas convocadas en la capital provincial, pero también en Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia, reclamaban que Arcioni vete la norma, pero en lugar de eso, recibieron una brutal represión por parte de personal de la policía provincial.

Desde el ejecutivo local aseguran que con esta Ley, los titulares de emprendimientos mineros deberán presentar Estudios Línea Base Ambiental, Estudio de Impacto Ambiental y obtener la aprobación del Estado por medio de la Declaración de Impacto Ambiental, pero asimismo, que va a impactar favorablemente en la provincia, a partir de la generación de empleo, regalías y aportes adicionales a las arcas estatales.

Todo esto en un contexto en el que la situación financiera de Chubut es pésima. Es que la cosa venía mal y durante 2016, el entonces gobernador Mario Das Neves, compró la solución a los problemas financieros que pregonaba el Gobierno Cambiemos y emitió deuda por setecientos millones de dólares. Pero creerle a Mauricio Macri y su staff trae consecuencias y, apenas tres años después, con Das Neves ya fallecido, su sucesor -el actual gobernador Arcioni- se encontró con que a raíz de decisiones que se tomaron por entonces desde La Rosada y el Banco Central, los intereses de esa deuda se habían multiplicado por veinte y en moneda estadounidense.

Y, como en todos los casos, la toma de deuda propiciada por la Presidencia Macri, acaba siendo pagada por los trabajadores. Así, durante el último trienio las tres principales ciudades de esta provincia, Rawson, Comodoro Rivadavia y Trelew suman a la mitad de las personas ubicadas por debajo de la línea de la pobreza de toda la Patagonia.

 

Posturas

 

La votación en la Legislatura fue el miércoles de la semana pasada. Desde ese día se sucedieron episodios de represión y, en ese contexto, la CTA denunció que hubo integrantes de fuerzas policiales infiltrados en las movilizaciones y que ellos fueron los que causaron desmanes.

Y, con este telón de fondo, el sábado, el ministro de Seguridad, Leonardo Das Neves, desplazó al jefe de la Comisaría Primera de Trelew, Marcelo Silva, que fue quien encabezó el operativo que se realizó un día antes, donde fue reprimida brutalmente una manifestación pacifica.

“Chubut atraviesa su peor crisis histórica”, recalcó el MTL de esta provincia y recordó que a consecuencia de esto, “ya van años sin clases regulares, sueldos atrasados y deudas que aún no se han saldado para con los trabajadores estatales” y añadió que es por eso que “cuando se aprobó el proyecto de ley minero, se encendieron más que alarmas”.

Y, después de denunciar “la traición de los funcionarios políticos” respecto a este tema, celebró que “miles de familias chubutenses se movilizaron en contra de la megaminería y a favor de la preservación del recurso más importante que tiene como es el agua, fuente de toda vida”.

Tras lo que hizo hincapié en que la represión y las detenciones arbitrarias “no impidieron la lucha de un pueblo unido y organizado, que durante veinte años supo decir que no es no, impidiendo el ingreso a las multinacionales que solo vienen a saquear el recurso natural y a contaminar el medio ambiente en el que se vive”.

Por su parte y en idéntico sentido se pronunciaron organizaciones de otros puntos de la Patagonia. “Repudiamos la represión al pueblo y el procesamiento de los docentes Magalí Stoyanoff, Daniel Murphy, Lorena Are, Ricardo Aparicio, Franco Silvera, Marcela Bach, Luz Billarroel y Alejandra Zalazar que han sido procesados y embargados por ejercer el derecho de protesta”, destaca una declaración que lleva las firmas del gremio docente rionegrino UnTeR, junto a CTA, ATE y el Partido Comunista Río Negro, entre otros.