Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

24
Vie, May
92 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo brindó la Liga Argentina por los Derechos Humanos al repudiar el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 2.

La Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), hizo público su apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y repudió el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 2, que el martes pasado la condenó a seis años de prisión y la inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos, ya que la encontró penalmente responsable del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en la causa que se sustanció por la adjudicación de obra pública en Santa Cruz.

“Hoy también es contra el lawfare”, recalcó la Ladh, tras lo que hizo hincapié en que, en este caso, “no cabe ninguna duda de dónde hay que estar”, por lo que participó de la movilización que durante la jornada en que se iba a conocer el fallo, se llevó a cabo entre Plaza de los dos Congresos y la sede de los tribunales federales de Comodoro Py.

“Estamos al lado de Cristina, que fue condenada no por todo lo que le faltó a su gobierno, no por haber aprobado la Ley Antiterrorista, no por el acuerdo que garantizó pagar al FMI”, sino que “fue condenada por sacar a miles de la pobreza, por haber institucionalizado derechos como la Asignación Universal por Hijo y por haber nacionalizado los fondos jubilatorios”.

Pero asimismo “por los acuerdos comerciales con otros Estados de la región, que fueron los que realmente pusieron al país ‘en el mundo’”, así como “porque con su gestión se recuperaron identidades, se avanzó en los juicios por la verdad, se hicieron enormes obras públicas en materia de salud y educación en todo el país”.

De ahí que sin dudarlo, la Liga fije su postura cuando destaca que “acá no hay confusiones posibles, hay elecciones y mucha tibieza para enfrentar lo que lamentablemente ocurre en nuestra vapuleada patria”.

En este sentido, sostiene que “el poder real, megaconcentrado, con soldaditos como los que utiliza el narcotráfico, pero con mejores -mucho mejores- sueldos y garantías de impunidad y sobrevida en el Poder Judicial, en los medios de comunicación, en los pasillos del Parlamento, en las calles vigilando y castigando, hoy prepara sus sucias bocas para avergonzar a propios y ajenos”.

Y añade que a la vicepresidenta “se le hicieron denuncias ridículas cuyo único objeto fue preparar el terreno de la opinión pública para una proscripción”, tras lo que advierte que “si el lawfare vuelve a proscribir a una líder indiscutida de la región, es porque el Poder Judicial está al servicio del proyecto de reconquista imperial”. Por lo que, postula, “es indispensable una reforma judicial profunda, que no permita que los jueces y fiscales obstaculicen las políticas populares”.