Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Mié, May
86 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El próximo 14 de mayo se llevarán a cabo las elecciones provinciales en La Pampa, donde el PC jugará fuerte en Santa Rosa. Antes, el 12 de febrero habrá internas no obligatorias. El Frente Justicialista Pampeano competirá en sólo cinco distritos, mientras que la derecha de Juntos por el Cambio definirá sus candidatos en una interna entre el PRO y la UCR.

Varias son las provincias que decidieron desdoblar las elecciones este año, con el propósito de que la coyuntura nacional influya lo menos posible en los comicios regionales. Una de ellas es La Pampa, donde el próximo 14 de mayo el Frente Justicialista Pampeano integrado, entre otras fuerzas por el Partido Comunista, buscará retener la gobernación con la candidatura del actual gobernador Sergio Ziliotto, quien estará acompañado en la fórmula por Alicia Mayoral. En tanto la derecha definirá sus listas en las internas no obligatorias del 12 de febrero, cuando los candidatos del PRO encabezados por Martín Maquieyra se enfrenten a los candidatos radicales dirigidos por Martín Berhongaray.

Sobre la contienda electoral de este año, Sergio Ibaceta, secretario político del Partido Comunista pampeano, afirmó que “nuestro objetivo principal es construir un dique al crecimiento de la derecha en toda la región, en el país y por supuesto en La Pampa”. Para dar cumplimiento a esta meta, el PC jugará fuerte en la capital pampeana, Santa Rosa, donde el actual intendente Luciano di Napoli buscará la reelección. Allí la lista a concejales está integrada, entre otras, por Mónica Arribillaga del PC.

El panorama para las elecciones de mayo se presenta incierto, aunque “hay chances concretas de retener la provincia” pese a que en los comicios de medio término en 2021 el oficialismo perdió frente a Juntos por el Cambio. No obstante, Ibaceta explicó que “ahora se evalúa la gestión y desde este punto de vista no es lo mismo que una elección legislativa”, motivo por el que considera que “será una elección reñida pero con expectativas de victoria”.

Y, en ese sentido, lamentó que la provincia no pueda contar con una herramienta política más robusta y efectiva para enfrentar a la derecha y juzgó que “el principal problema que tenemos es la dispersión de las fuerzas populares, progresistas y de izquierda frente a un PJ que presenta características particulares propias de la realidad pampeana”.

Respecto a la política pampeana, detalló que “tenemos la situación particular de contar, históricamente, con un Estado muy presente y cuidado, con capacidades desarrolladas a partir de la construcción de un banco público fuerte, entes estatales en ámbitos estratégicos como la actividad petrolera y entes reguladores en áreas sensibles como la comunicación”. Asimismo, “también contamos con una salud pública robusta”. Todo esto forma parte del patrimonio político y social de la provincia que “debemos cuidar frente a los avances de la derecha y sus políticas neoliberales”. No obstante, remarcó, “somos críticos de la política de construcción en La Pampa, ya que el PJ no mostró nunca apertura hacia el resto de las fuerzas para construir un frente político y social para enfrentar a los enemigos del pueblo”.