Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La presidenta del Partido Comunista de Corrientes recibió el Premio Taty Almeida Federal. “Es un reconocimiento a mi militancia y para el Partido Comunista, al que debo agradecer la educación estoica que me dio”, recalcó la ex legisladora provincial.

El martes pasado en la sede del Centro Cultural El Tipográfico, en la Ciudad de Buenos Aires, se llevó a cabo la ceremonia de entrega de los Premios Taty Almeida Federal, que en esta edición tuvo entre quienes fueron galardonados a la presidenta del Partido Comunista de Corrientes, Sonia López, quien lo recibió como consecuencia de “su trayectoria política y legislativa”.

Se trata de galardones que entrega el Centro Cultural Azucena que en esta ocasión, además de la ex legisladora provincial, fueron recibidos por el senador Nacional por Formosa, José Mayans, la diputada nacional por Salta, Lía Verónica Caliva, el cónsul argentino en Paraguay, Juan Carlos Ramos, y Flavia Barreiro quien integra la Agrupación Cultural Cruz del Sur. También se premió al Grupo Descartes, a la titular de Red Viva Litoral, Verónica Quiroga y a la militante social Lorena Ruiz Díaz.

Cabe citar que el Centro Cultural Azucena es una institución sin fines de lucro que se dedica a “difundir, educar y contribuir al desarrollo de todos los aspectos vinculados al buen vivir de los pueblos, en un marco de igualdad y respeto a la diversidad”, algo que hace por medio de actividades culturales, formativas, educativas y fomento de la producción nacional, como así de inclusión social.

“Es un desafío y un compromiso estar acá”, resaltó Sonia López al recibir el galardón y después de recordar que “soy del Partido Comunista”, indicó que como tal “hemos participado del desafío del Frente de Todos de ganarle a Macri en 2019 con mucha esperanza, con luchas contra la política de endeudamiento y de ajuste contra los trabajadores y la gente humilde”.

Después señalar que lleva cuatro décadas militando en el PC, agradeció el apoyo de sus hijos y su esposo, el también referente del PC de Corrientes Ezequiel Paniagua, así como “la educación de mis padres, sobre todo de mi madre” que, recordó, durante la dictadura “estuvo detenida con mi hermanita recién nacida”. Y añadió: “así nos educamos los comunistas, defendiendo presos políticos de toda la vida con la Liga Argentina por los Derechos Humanos, en la solidaridad y sin pedir nada a cambio”.

Más adelante, Sonia López destacó que “tengo que pensar como mujer política, comunista y revolucionaria que un reconocimiento hacia mí, además, es para la militancia: para las y los comunistas de Corrientes que es mi Patria Chica, algo que es parte de nuestra cultura como lo es la lucha por la independencia, porque en Corrientes nació San Martín, que ya dejó de ser nuestro para pasar a ser continental como Bolívar y comandantes revolucionarios como Chávez, Fidel, Fonseca y Sandino que dieron su sangre por la lucha por la independencia”.

Por eso, tras indicar que el Premio Taty Almeida Federal es “un reconocimiento a mi militancia y lo es para el Partido Comunista al que debo agradecer la educación estoica que me dio”, remarcó que “nosotros somos soldados de las causas justas que cuando terminamos una lucha no pedimos nada a cambio, sino que simplemente disfrutamos del placer de saber que hemos cumplido con nuestro deber y estamos felices por estar vivos, para prepararnos para una nueva batalla como la que viene, porque nuestro pueblo no está bien”.

Y, en este sentido, fue clara al sostener: “no queramos negar la realidad que tenemos al lado y que sufrimos nosotros”, porque “debemos ser conscientes de que el endeudamiento de la época macrista se sigue reproduciendo por el acuerdo equivocado que se hizo con el FMI y que, mientras tengamos al Fondo gobernando la economía, no somos una nación libre, justa y soberana”.

Por lo que fue contundente cuando hizo hincapié en que “los 30 mil compañeros desaparecidos nos dan la orientación”, ya que “ellos no murieron para que esté presa Milagro Sala ni el resto de presos políticos, tampoco para que persigan a Cristina y le impidan decidir en la política como a cualquier dirigente, ni para que el país del alimento no tenga para darle de comer a los hijos que crecen con hambre”. Y culminó: “los 30 mil compañeros desaparecidos murieron una patria socialista, libre y soberana”.