Investigan los vuelos de la muerte en Entre Ríos

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Justicia Federal avanza con una causa, que según una investigación periodística, señala que fueron cientos los cuerpos arrojados al delta entrerriano durante la última dictadura cívico-militar.

La Justicia Federal comenzó a investigar la existencia de vuelos de la muerte que descartaron cuerpos sin vida, víctimas del genocidio, a las aguas del delta de Entre Ríos. Luego de casi 45 años del último Golpe de Estado recién se empezó a investigar la existencia de estos vuelos, que según un informe periodístico fueron cientos de cuerpos arrojados.

Josefina Minatta, fiscal a cargo, expresó en los medios que “es fundamental para el proceso de memoria, verdad y justicia agotar todas las instancias de la investigación”. El expediente sobre los vuelos en Entre Ríos existe desde 2016 pero no tuvo movimiento desde entonces. La causa inició con la denuncia del periodista local Fabián Magnotta sobre aviones, helicópteros y barcos que durante la última dictadura descartaron cuerpos sin vida en las aguas del delta entrerriano. A partir de 2018 Minatta asumió la fiscalía federal de Concepción del Uruguay, donde está radicada la denuncia del periodista, y ahí se solicitó una serie de medidas que en 2020 arrojaron nueva información. “Entre ellas, aparecieron partidas de defunción, fechadas entre 1976 y 1983, de cuerpos NN a los que les atribuyeron muerte violenta, que aparecieron en la zona del Delta y que fueron inhumados en cementerios de la zona”, explicó la fiscal.

Marcelo Boeykens, de la Asesoría Jurídica y Legal del Registro Único de la Verdad de Entre Ríos, señaló que “hemos estado colaborando con la fiscalía de Josefina Minatta aportando partidas de defunción, de nacimiento y los legajos de los policías que intervinieron en la exhumación de los cuerpos. Se está trabajando y como Registro nos vamos a presentar como Amicus Curiae”.

El también integrante de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, recalcó: “estamos trabajando con la fiscal para transformar las crónicas que se presentaron en el libro de los vuelos de la muerte en una denuncia penal que logre dar verdad a lo que ocurrió en el delta de Entre Ríos”. En esa línea Boeykens aseveró que “continuamos avanzando para ver si encontramos personas para imputar, para ver quiénes son esos NN. Hay algunos datos y puntas que tenemos para seguir investigando sobre posibles lugares de enterramientos clandestinos. La investigación es preliminar, pero creemos que en algún momento puede dar resultados positivos”.