El Poder Judicial al servicio del PRO

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mientras aumentan los casos de Covid-19 entre niños y docentes a partir de las clases presenciales, la estrategia de Horacio Rodríguez Larreta encuentra un respaldo de lujo en la “Justicia”.

Después de que emitió su dictamen a favor de que continúe el dictado de clases presenciales en la Ciudad, el procurador interino, Eduardo Casal, ahora recomienda que los fiscales lleven a cabo su actividad de forma virtual para evitar contagiarse de Covid-19.
Vale recordar que el 5 de mayo, y a instancias de lo sugerido por Casal, la Corte Suprema avaló la presencialidad de las clases. Pero esta semana, el mismo Casal, emitió la Resolución 25/21 por la que insta a que los fiscales trabajen de forma remota y eviten reuniones en espacios cerrados, esto es, todo lo contrario que dictaminó que hagan los trabajadores de la Educación y los alumnos.
Así las cosas, mientras tanto, los docentes continúan con su plan de lucha para enfrentar la decisión de la Jefatura de Gobierno que pone en peligro sus vidas. En este contexto, el miércoles, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizó “semaforazos” en varios puntos de la Ciudad como parte de “una amplia jornada de protesta”, tras la muerte de docentes y auxiliares contagiados de coronavirus.
Antonella Bianco, militante de La Rayuela y delegada de UTE, remarcó que “lo que hace el procurador Casal no nos llama la atención” y recalcó que “tanto la Procuración General de la Nación como el Poder Judicial, fomentan la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta como opositor”.
Asimismo, Bianco hizo hincapié en que “este es un caso más de la estrategia de Lawfare, diseñada para debilitar a las democracias en América Latina” y añadió que “la cuestión sobre la virtualidad de las clases tiene que ver con medidas políticas, no sanitarias”.
Por otra parte sostuvo que “desde UTE venimos atravesando un plan de lucha con semaforazos y abrazos a las escuelas para visibilizar lo que pasa, ya que hay ocultamiento de la información respecto de la situación de las clases presenciales”.
Y añadió que “por eso realizamos abrazos y nos hemos encontrado con muchas sorpresas cuando le planteamos a los vecinos que el 85 por ciento de los docentes no estaban vacunados”, tras lo que señaló que “por la ventilación nos hacen dictar clases con temperaturas muy bajas, hemos denunciamos el frío que se siente en las aulas lo que no es más que una pedagogía de crueldad y una estrategia de marketing: al Gobierno de la Ciudad no le interesa cómo se construye la educación”.