Más que nunca, Ni una menos

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hoy Argentina vuelve a gritar Ni Una Menos, por segunda vez, en el marco de la pandemia. Ante la agudización de la violencia machista, las mujeres y diversidades hacen escuchar su voz. La Corriente Nacional Lohana Berkins fijó su postura.

“Este Ni una Menos nos encuentra en un contexto latinoamericano con mujeres a la cabeza de los procesos de cambio y resistencia”, recalcó la integrante de la Corriente Nacional Lohana Berkins, Bárbara Palumbo, al referirse al sentido que cobra la conmemoración que hoy recorre todo el país para renovar la consigna Ni una Menos.
“Creá tu cartel y Sumáte al Cartelazo en este #3J”, es la invitación que se propaló por diversas redes sociales desde el colectivo que desde 2015 convoca en esta fecha para concientizar sobre la violencia de género.
La idea es que a raíz de las restricciones que impone la pandemia, esta vez se confeccionen carteles alusivos para exponer en balcones, ventanas y puertas, pero también para exhibir el redes sociales para dar cuenta de li grave de la situación que vive nuestra sociedad a raíz de la alarmante cantidad de femicidios y la proliferación de la violencia de género.
Las cifras son aterradoras. Un informe confeccionado por la organización MuMalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana, que fue difundido el domingo pasado, da cuenta de que hay registrados 94 femicidos en Argentina, desde que comenzó 2021, lo que significa que se perpetra un crimen de este tipo cada 38 horas.
Al respecto, Bárbara Palumbo hizo hincapié en que “se deben profundizar las políticas y aumentar el presupuesto contra la violencia que sufrimos las identidades feminizadas”.
En el documento elaborado por varios sectores políticos, sindicales y territoriales que componen el movimiento del Ni Una Menos, Palumbo destacó que “la consigna ‘Justicia por Florencia’ se hizo presente”.
En el mismo, se sostuvo el apoyo la creación del Ministerio de Género y Diversidades a nivel nacional, pero señaló que para que “realmente las situaciones estén atendidas y además se pueda hacer una prevención”, es “muy necesaria una reforma judicial de perspectiva feminista para que realmente las víctimas de violencia de genero puedan tener acceso a la justicia”.
Asimismo, la también secretaria de Género de la CTA de Río Negro hizo hincapié en que “es positivo que se resalte la necesidad del que el Cupo laboral travesti-trans se transforme en ley nacional”.
Por otra parte, tras resaltar que “no es menor pensar políticas para las mujeres y feminidades en estado de prostitución”, fue clara cuando dijo que “es una situación a la que se ven empujadas por vulnerabilidad y no acceso al trabajo digno”. Y reiteró que “muchos femicidios y travesticidios tienen que ver con situaciones de explotación sexual y trata de personas”.
Otro de los avances de los últimos años en materia de perspectiva de género fue la Ley Micaela, sin embargo no se está aplicando de manera efectiva. “La ley Micaela es interpretada como un curso o taller y un requisito que complementan los agentes del Estado, cuando tiene que ser un proceso de fondo que debe interpelarnos en todo momento” destacó y denunció que “sigue sucediendo que las mujeres víctimas de violencia llegan a los estamentos del estado y no son escuchadas”.
Así las cosas, con la crisis económica y sanitaria como telón de fondo, “estamos viviendo una feminización de la pobreza, donde las tasas de desempleo aumentaron mucho más en mujeres”.
Por lo que no dudó en recordar que “en los barrios la mayoría de quienes sostienen merenderos y comedores son mujeres en todo este contexto de crisis sanitaria”. Y en este contexto destacó el papel de las “promotoras territoriales que han ayudado a familias y mujeres víctimas de violencia en todo este tiempo donde hubo un aumento de la violencia doméstica”.

Postura

En este contexto, la Corriente Nacional Lohana Berkins, hizo pública una declaración en la que hace una reseña de la participación del movimiento feminista en procesos como el que “recientemente se pudo observar en Chile, elecciones mediante, con un saldo a favor para las mayorías populares y con avance en la representatividad por parte de mujeres, travestis y lesbianas, en varios casos comunistas, logros más que plausibles que nos motivan a celebrar”. Y cuta también la situación de “resistencia y lucha popular en Colombia, con las mujeres en la primera línea”
Por otra parte destaca que “como feministas comunistas participamos de ámbitos intersectoriales” sindicales, territoriales y partidarios. Y en esta dirección resalta la construcción del Frente de Todos que “surge la caracterización de nuestro movimiento en el marco de un feminismo popular, antineoliberal, antirracista, anticolonial y antifascista, a tono con las proclamas del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans de los últimos años, producto de un rico proceso amplio y diverso, que surgió en 2015 y que da cada año más muestras de fortaleza y unidad en la acción, no solo para lo coyuntural , si no también en lo estratégico”.
Asimismo hace hincapié en que la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fue “una gran victoria” que “empodera para continuar en la lucha por su efectivo cumplimiento”, tal como ocurre con el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI).
Por otro loado, tras denunciar que crece la cantidad de femicidios, travesticidios y transfemidicios, la Corriente recordó a Florencia Gómez, “por quien seguimos luchando para encontrar justicia efectiva”. Y resaltó que es fundamental “seguir exigiendo Ley Nacional de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans, Lohana Berkins-Diana Sacayán”, así como que, “para terminar con la violencia de género”, el Estado disponga de “presupuestos con perspectiva de género y recursos económicos suficientes para que la letra de las leyes que logramos conseguir mediante la lucha se cumpla”.