Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Mié, May
88 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se constituyó en la Ciudad de Buenos Aires un frente que nuclea a organizaciones sociales y políticas que presentó una agenda tendiente a mitigar los efectos de la crisis socio-sanitaria.

Ayer, ante la sede de la Jefatura de Gobierno, se presentó el Frente por una Ciudad Justa y Solidaria en la Ciudad de Buenos Aires que ahí mismo, fijó su postura sobre la crisis alimentaria y socio-sanitaria que padecen quienes viven en los barrios más empobrecidos de este territorio.
Vale citar que entre los integrantes de este espacio que reclama que se declare la emergencia socio-sanitaria en la Ciudad, están el Partido Comunista y el Movimiento Territorial Liberación, La Cámpora, Movimiento Evita, Frente Barrial CTA de los Trabajadores, CTA Capital, Frente Popular Darío Santillán, Kolina y Corriente Villera Independiente, entre otros.
En la oportunidad se recordó que la Ciudad es el distrito más rico del país, por lo que cuenta con recursos suficientes para implementar medidas extraordinarias tendientes a paliar la situación.
Y se hizo hincapié en que, por ello, puede crear un aporte solidario de emergencia para financiar las medidas extraordinarias, tendientes a mitigar los efectos de la crisis socio-sanitaria.
Por eso esta multisectorial propuso que se refuerce la asistencia alimentaria a comedores comunitarios “conveniados y asistidos y a los cientos de comedores, merenderos y ollas populares que funcionan diariamente, sin reconocimiento ni asistencia de ningún tipo por parte del Gobierno de la Ciudad”.
Asimismo, reclamó que se reabra el programa de grupos comunitarios, que se garantice la asistencia alimentaria a las familias que quedan aisladas por las restricciones que impone la pandemia, que se universalice la canasta alimentaria escolar y que, a su vez, se la dote de más productos de mejor calidad y nivel nutricional.
Por otro lado, el Frente denunció que el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, tuvo un recorte de sus partidas de 940 millones de pesos y en el programa que asiste a comedores conveniados, hasta el momento, sólo ejecutó el uno por ciento del total asignado para 2021. Por lo que exigieron al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, una “fuerte inversión en políticas sociales, de ingreso y de fortalecimiento de la economía popular”.
También se demandó la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia dependiente de la Ciudad para asistir “a los sectores más afectados por la pandemia” y que se refuercen los programas vinculados a asistencia alimentaria y habitacional.
Por otra parte, se reclamó que se lancen medidas inherentes a la economía popular “que incentiven el trabajo, que fomenten los proyectos productivos y que garanticen que los productos elaborados por cooperativas y Pymes accedan a las góndolas de las grandes cadenas de supermercados”.
Y que el ejecutivo de la Ciudad, brinde un “reconocimiento económico a los trabajadores de comedores y merenderos que realizan tareas de cuidado comunitarias, esenciales durante la pandemia”, así como que se garantice acceso a atención sanitaria adecuada a las personas que atraviesan el Covid-19.