Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

23
Jue, May
90 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Norberto Galiotti, secretario del Partido Comunista de Rosario, realizó un balance de la dura derrota del Frente de Todos a nivel nacional.

Este domingo el Frente de Todos sufrió una derrota importante en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias donde solo sacó apenas más del treinta por ciento. En Rosario, donde el PCA conformó lista junto a la Corriente Nacional de la Militancia, el Movimiento Evita y otros sectores, Juntos por el Cambio se llevó un triunfo muy ajustado.
Tras los comicios, Norberto “Champa” Galiotti, secretario del Partido Comunista de Rosario, recordó un punto bisagra que, a su parecer, condenó la gestión del Frente de Todos a nivel nacional: “pienso que el gobierno mostró debilidad en su carácter cuando planteó lo de Vicentín”, señaló.
Galiotti entiende que la derrota del domingo está ligada a la falta de confrontación con los sectores de poder: “Fernández cedió ante la presión de la derecha, que tomó el pulso y empezó a avanzar. El gobierno sale a buscar apoyo para acordar con el FMI, sin investigar qué se hizo con la deuda y pagando los vencimientos. Mucho ruido y pocas nueces: solo se administró lo que quedaba del Estado”.
El también integrante de la dirección del Partido Comunista de Santa Fe recalcó que “la pandemia dejó en claro la vulnerabilidad del pueblo argentino con un Estado neoliberal. Se recuperó el Ministerio de Salud, se invirtió en ese sentido, pero no se tomaron medidas con contundencia lo que llevó a tener una situación sanitaria que no está controlada. Descendieron los contagios, pero la estructura sigue siendo la misma y la cepa Delta podría hacer estragos”.

La necesidad de construir un frente político

“El FdeT no se construye como instrumento político. Hemos logrado una unidad fundamental para impedir un segundo mandato de Cambiemos, pero la disputa hacia la derecha de adentro del Frente, bajo estas condiciones, no se pudo hacer. Eso hay que hacerlo para luchar por nuestro destino, desde cada ámbito”, enfatizó Galiotti, que volvió a hacer hincapié en la agudización de la crisis: “nuestro pueblo está transitando una situación de precarización de la vida. Tenemos una oportunidad histórica: no firmar el acuerdo con el FMI, organizar al pueblo para controlar a los formadores de precios, destinar dinero para favorecer el consumo interno. Se votó al FdeT porque durante los cuatros años de macrismo se empezó a precarizar al pueblo”.
“Al país lo mueven los trabajadores y para que el país tenga buenas condiciones de vida tiene que haber trabajadores empleados. Hay que construir un salario básico universal inmediato para que nadie quede desamparado. Eso se puede hacer en quince días y disponerlo por Decreto. Tenemos que definir la necesidad de los DNU para defender al pueblo argentino”, finalizó el dirigente comunista.