Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

25
Sáb, May
87 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Fede, el PC y el MTL estuvieron en el abrazo ala Embajada de Cuba. Para el canciller cubano el intento de Washington de reeditar lo del 11 de julio, “fue una operación fallida” ¿Quién es Yunior García Aguilera?

Un cordón de integrantes de organizaciones políticas, sociales, sindicales y de derechos humanos abrazó la sede de la Embajada de Cuba ante nuestro país, para hacer público el apoyo del pueblo argentino a la Revolución Cubana.

La cita fue ayer y en coincidencia con la convocatoria de grupos contrarrevolucionarios que, a instancias de EE.UU., intentaron repetir la jornada de desestabilización y vandalismo que protagonizaron el 11 de julio, principalmente en algunas zonas de La Habana (Ver “Contra la desinformación y la cibermentira”).

Así las cosas, en Argentina como en otros países, se desplegaron actividades de apoyo a la Revolución. Y esto incluye un acto que tuvo lugar en Washington DC, donde frente a la delegación diplomática cubana se realizó un acto convocado el grupo pacifista Codepink, el Black Workers Center Chorus y Friends of the Congo para pedir que EE.UU. cese las sanciones que dispuso sobre La Isla.

Por su lado, en Buenos Aires, el Partido Comunista, La Fede, la CTA y el Movimiento Territorial Liberación estuvieron entre los protagonistas del abrazo a la Embajada de Cuba.

“No pueden tolerar que, a pesar del bloqueo y la larga historia de agresiones, el ejemplo del primer territorio libre de América continúe demostrando superioridad frente a la crisis capitalista, como lo hace en ocasión del pandemia del Covid-19”, recalcó el titular del PC, Víctor Kot, presente en la movilización que rodeó la sede diplomática.

Tras lo que recordó que Cuba “logra resultados superiores a muchas grandes potencias inmunizando exitosamente a su población con vacunas que son producto de su propia capacidad científico tecnológica”.

Pero también advirtió que “son millones de dólares los que son dispuestos por Washington para financiar a la gusanera de Miami y a algunos pocos en la Isla que no tienen influencia alguna en la realidad del país, pero cuyas actividades son potenciadas globalmente por el poderoso sistema propagandístico del imperialismo”.

En este sentido, hizo hincapié en que de esto va el intento que “ahora organizan a nivel internacional, que incluye acoso a las sedes diplomáticas cubanas en el mundo y la Argentina no es la excepción”. Y añadió que “esta vez son directamente sus representantes dilectos Macri, Larreta, Vidal, Milei y sus secuaces quienes convocaron un acto de provocación frente a la misión cubana en Buenos Aires y por eso estamos aquí”.

 

¿Por qué?

 

¿Pero por qué Washington eligió el 15 de noviembre para intentar reproducir lo del 11 de julio? La respuesta es sencilla: después de varias semanas en las que el Covid-19 arreció en La Isla, la masiva vacunación comienza a hacer sentir sus resultados y ayer fue el día en que comenzaban a dejarse de lado algunas de las restricciones que impuso la pandemia, por lo que se dio inicio a la temporada turística internacional que es una actividad clave para la economía de este país.

Pero no sólo esto. También ayer se completaba un esquema de regreso a la presencialidad escolar, con la vuelta a las aulas de casi ochocientos mil alumnos de los niveles Preescolar y Primario, con lo que este mes ya son más de un millón los que se reintegraron a las aulas, de los que el ochenta por ciento ya está vacunado.

Precisamente durante esta semana, por primera vez en siete meses se registró un día sin fallecidos por Covid-19 en Cuba y los casos activos bajaron de dos mil. Para poder llegar a este punto, la clave es la vacunación que se sigue llevando a cabo con las vacunas cubanas Abdala, Soberana02 y Soberana Plus, lo que permite que el 71 por ciento de la población total tenga el esquema completo.

La pandemia agravó las dificultades que los cubanos deben atravesar como consecuencia del bloqueo que, desde hace más de seis décadas, impone EE.UU. Y es en este marco en el que Washington intenta convertir a Yunior García Aguilera en el adalid del nuevo capítulo de su putsch contra Cuba.

¿Pero quién es este García Aguilera? El periodista Humberto López presentó en la TV cubana un informe que desnuda sus vínculos con agencias de inteligencia de EE.UU., de las que recibe apoyo financiero por medio de distintas ONG así como con el encargado de negocios de EE.UU en Cuba, Timothy Zúñiga Brown.

Pero asimismo, el informe periodístico reveló la relación de García Aguilera con Alexander Agustín Marceil, que es un especialista en guerra psicológica y además es funcionario del Departamento de Estado estadounidense para asuntos cubanos.

Por eso a nadie sorprendió que este oscuro personaje protagonizara ayer su propio show, haciendo esporádicas apariciones en la ventana de su casa -eso sí- con una flor blanca en la mano. Desde ahí aseveró que “la seguridad del Estado tiene asediada mi casa”, cuando en realidad lo que había en las inmediaciones de la vivienda como en el resto de Cuba, no eran otra cosa que militantes que se movilizaron para decir con claridad que esta nueva intentona de Washington, no pasará.

Por eso es que a la hora de calificar a la jornada de ayer, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo que “fue festiva”, ya que estuvo atravesada por el retorno del turismo internacional y de los niños a las escuelas, al tiempo que el intento contrarrevolucionario “fue una operación fallida”.