Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

25
Jue, Abr
88 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Alrededor de setecientos mil usuarios padecieron cortes de energía eléctrica durante el día más caluroso del siglo. Un problema que se arregla con 120 millones de dólares, más o menos lo mismo que se negociaba ayer en La City porteña y apenas 0,27 por ciento del Stand-By firmado por la Presidencia Macri, que se fue por la canaleta de la timba financiera y fuga.

Los más de cuarenta grados de temperatura ni los cortes de energía eléctrica que afectaron a media Ciudad y buena parte del conurbano bonaerense, resultaron obstáculo para que ayer el mercado cambiario de La City porteña, operara por un volumen de 126 millones de dólares, mientras que se hizo lo propio con otros 63 millones de esa moneda en el mercado de futuros. Esto sólo en transacciones legales, por lo que a la hora de hacer la suma contante y sonante, habría que agregarle un poquito más.

Aunque es difícil saber con certeza cuánto de esto se vincula a la compra de insumos y partes para la industria y cuánto simplemente vas a parar a la especulación financiera, queda claro que se trata de una cantidad menor si se la compara con los volúmenes de otras plazas, pero relevante a la hora de cotejarlas con lo que hace falta para dar respuesta a algunos problemas que afectan a la cotidianeidad de los argentinos.

Por un lado se trata de dólares que salen de las reservas que tiene el Banco Central, que cada día cuenta los morlacos que le quedan en un contexto en el que, aunque mejoró un poco la cosa, Argentina sigue teniendo serias dificultades en su frente externo. Y esto se le añade el vencimiento de 1.100 millones de dólares de la deuda con el FMI pautados para fin de mes.

Esa suma es una parte de los 24 vencimientos por capital, intereses y sobrecargos por un total de 19.115 millones de dólares pautados para este año y 19.367 millones para el que viene.

Ese es el contexto en el que, desde que asumió en 2019 y en medio de las urgencias y estrés económico y financiero que impuso la pandemia, el Gobierno invirtió alrededor de treinta millones de dólares para adecuar el sistema de distribución de energía eléctrica del Amba, a la demanda que el crecimiento población de las últimas dos décadas le impuso.

Queda claro el corte que afectó ayer a cerca de setecientos mil usuarios señala que la inversión hecha es insuficiente, pero también que el Estado Nacional debió hacerla porque Edenor y Edesur continúan negándose a invertir en el rediseño de las redes que están bajo se concesión (Ver Ola de calor y cortes en el Amba).

Y que estas redes siguen siendo obsoletas ante el incremento de demanda, pese a que durante la Presidencia Macri, las concesionarias tuvieron ganancias extraordinarias merced al tarifazo que impulsó La Rosada (Ver Con los números inflados, ganancias siderales).

La paradoja es que Argentina carece de problemas en el transporte y en la generación de energía, prueba de ello es que actualmente exporta a Brasil. Entonces la cosa pasa por la falta de inversión en la red, fundamentalmente, en la zona Amba.

¿Pero de cuánto estaremos hablando? Un trabajo del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre), da cuenta de que con una inversión de 120 millones de dólares, se acabaría el problema de los cortes de energía eléctrica. Pero esta inversión debió ser llevada a cabo, hacer rato, por las distribuidoras que ahora se escudan en la cantinela del atraso tarifario para no concretarlas ¿Pero qué paso cuando durante la Presidencia Macri fueron beneficiadas por un tarifazo del tres mil por ciento?

Una cifra como 120 millones, puede ser mucho o poco, depende quién los tenga y, sobre todo, para qué los usa. Y ni que hablar si quien tiene que responder a esta pregunta es un trabajador al que el corte de luz le revienta todo lo que tenía en la heladera.

Ayer, en medio de la tarde tórrida y en lo peor del corte, Mauricio Macri envió un twit chicaneando al Gobierno por el corte. Se trata del mismo Macri que nunca se hizo cargo del corte que, el 16 de junio de 2019, dejó sin servicio a cincuenta millones de usuarios de casi todo el país, más unos cuantos de Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile.

Pero es también el mismo que era Presidente cuando la cantidad de usuarios de energía eléctrica que sufrían cortes en el suministro, se incrementaba casi un sesenta por ciento respecto al momento en el que entró a La Rosada, tal como lo revela un informe del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad.

Y es el mismo ñato que engrampó a todos los argentinos con una deuda contraída ilegal e ilegítimamente y que, encima, se fue por la canaleta de la timba financiera y el robo que representa la fuga (Ver Ya pasó lo peor…se vienen lo más difícil).

Con sólo apenas el 0,27 por ciento del Stand-By firmado por la Presidencia Macri, se hubiera solucionado el tema que hoy aqueja a alrededor de setecientos mil personas de las que, unas cuantas, votaron y volverían a votar al macrismo.