Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

20
Jue, Jun
91 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Movimiento Territorial Liberación de Chubut repudió la decisión de las juezas que dejaron en libertad a los acusados de una violación grupal perpetrada en Puerto Madryn.

“Quizás safaron de ir en cana. Quizás safaron porque son nietos de algún gobernador, quizás safaron porque tienen negocios turbios con algún gobierno de turno, quizás safaron porque son hermanos de un intendente que apoya la megamineria en Chubut”, recalcó el MTL de Chubut al repudiar el fallo del tribunal integrado por las juezas Ana Karina Breckle, Marcela Alejandra Pérez y María Laura Martini que absolvió a los tres imputados por la violación grupal perpetrada durante septiembre de 2012 en Playa Unión, en Puerto Madryn.

Por medio de esta decisión judicial, a casi diez años del hecho, Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar y Luciano Mallemaci quedaron en libertad. La causa se popularizó como la de “los hijos del poder”, por los vínculos de las familias de los imputados con actores del poder real y político de Chubut.

Al respecto la abogada de la defensa, Verónica Heredia, dijo que el fallo es “vergonzoso” y recordó que el argumento de las tres magistradas fue que “no había pruebas suficientes”, tras lo que advirtió que en ese texto “en ningún momento se respetó la perspectiva de género”.

Cabe recordar que esta causa pasó por varios momento, entre ellos el que estuvo atravesado por el intento de “juicio abreviado”, cuando el fiscal Fernando Rivarola consideró en su elevación a juicio que el hecho fue un “accionar doloso de desahogo sexual”. Esta definición provocó el repudio de buena parte de la sociedad chubutense, lo que se reflejó en pedidos de juicio político contra el fiscal.

Los hechos fueron perpetrados durante septiembre de 2012 en Playa Unión, enana reunión de jóvenes en la previa a los festejos por el día de la primavera. La joven fue encontrada por una de sus amigas tras ser brutalmente violada por varias personas. Por la violación fueron acusados Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar, Luciano Mallemaci y Robertino Viglione, mientras que a Joaquín Pérez y a Tomás Soriano se lo imputó de haber estado presentes y de haber tenido un papel clave para que nadie se enterara de lo que estaba pasando en la habitación.