Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

24
Vie, May
92 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires, miles de personas marcharon en todo el país a cuarenta y seis años del golpe cívico-militar de 1976. Los comunistas dijeron presente en las principales ciudades del país y llevaron en alto sus consignas de “fuera la Otan de Malvinas” y “fuera el FMI de Argentina”.

Una nutrida columna del Partido Comunista, la Federación Juvenil Comunista y el Movimiento Territorial de Liberación se movilizaron este 24 de marzo en la Ciudad de Buenos Aires hacia Plaza de Mayo para conmemorar el cuadragésimo sexto aniversario del último golpe cívico militar. Al frente de la columna roja, repleta de banderas y estandartes, relucieron las consignas “fuera la Otan de Malvinas” y “fuera el FMI de Argentina”, en alusión a la continuidad de las políticas del imperialismo yanqui en el país y la región.

Al respecto Iris Pereyra Avellaneda, presidenta de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), enfatizó que “este 24 de marzo nos movilizamos para plantar las banderas de la unidad, de la memoria, de la justicia y de la lucha por el socialismo”, puntualizó que “para los comunistas esta es una fecha muy importante” y destacó “el colorido y la alegría de la Fede, esa Fede del negrito que hoy continúa su lucha y la de todos los compañeros”.

La presidenta de la Liga además hizo hincapié en que “hoy más que nunca tenemos que hacer todo el esfuerzo necesario para lograr la unidad de los organismos, de las organizaciones políticas y del campo popular” ya que “no podemos permitir que se cree un nuevo marco de impunidad para los que nos endeudaron a partir del acuerdo con el Fondo Monetario”.

"No queremos neoliberalismo. Queremos, como soñaron los y las 30 mil, que el pueblo vuelva a ser feliz", afirma parte del documento confeccionado por organismos de derechos humanos, entre ellos la Ladh, y que fue leído por familiares y víctimas del terrorismo de Estado desde el escenario principal. En el documento, titulado "A 46 años del golpe genocida, reafirmamos la lucha", se apuntó a los "responsables económicos, grupos empresariales y militares, que contaron con el apoyo eclesiástico y de la corporación judicial que, hoy como ayer, representa los intereses de las clases poderosas".

La movilización, que tuvo su epicentro en Buenos Aires, se replicó en todas las ciudades del país y allí estuvieron los comunistas. En Fiske Menuco, Rosario, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Corrientes y Jujuy, solo por nombrar algunos puntos importantes, los comunistas se movilizaron recordando que fueron las fuerzas armadas quienes estatizaron la deuda externa de los grupos económicos civiles, entre ellos, de las empresas pertenecientes a la familia Macri.

En Orán, departamento de la provincia de Salta, en el marco de las conmemoraciones se realizó un homenaje a René Russo Platero, dirigente comunista del sindicato de trabajadores municipales, desaparecido por la dictadura. El homenaje consistió en señalizar con el nombre del dirigente local la esquina de las calles Laprida e Iguazú (la esquina del complejo municipal). El mismo homenaje tuvo lugar el día miércoles en Hurlingham, provincia de Buenos Aires, cuando el municipio colocó un cartel con el nombre de Floreal Avellaneda en la esquina de Saturnino Salas y Hernando de Lerma, que ahora en más llevará para siempre el nombre del militante de la Fede.

Por su parte, también habló Jorge Kreyness,  por el Partido Comunista, a modo de cierre de la jornada, "Fuera la Otan de Malvinas, fuera el FMI de Argentina. Camaradas, unimos nuestras voces, nuestras luchas, a las luchas de la revolución cubana, de la Venezuela bolivariana, de la Nicaragua sandinista, a la lucha de Bolivia que encabeza el compañero Evo Morales y a todos aquellos que enfrenten al imperialismo yanqui por la liberación nacional y social de los pueblos", recalcó.

Tras lo que añadió que "acá estamos en la calle, que es el lugar de nuestro partido, es el lugar junto a los trabajadores, en los lugares de trabajo, de estudio, en cada vivienda, donde está nuestro pueblo. Allí debe estar bien arraigado el Partido Comunista".

Y dijo que "vivimos un momento en que tenemos grandes diferencias con el gobierno nacional. Hemos votado e integrado el FDT para derrotar al macrismo y terminar con el neoliberalismo, solo hemos logrado por ahora derrotar electoralmente al macrismo: tenemos que seguir la lucha contra el modelo neoliberal que trae hambre y miseria a nuestro pueblo".

Por lo que "estamos llamando al reagrupamiento de todas las fuerzas que enfrenten al neoliberalismo y confluir con aquellos que coincidan con ello pero que también entiendan la necesidad de crear las condiciones para su derrota definitiva en Argentina. Nuestro partido estará presente en cada lucha y también en la batalla por construir una alternativa política frentista, antioligárquica y antiimperialista".