Por la libertad de Molares

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Diferentes organizaciones políticas, sindicales, sociales y de derechos humanos, entre ellas el PC, volvieron a exigir que no se extradite a Facundo Molares Schoenfeld. Hoy comienza la audiencia en la que se juega el futuro del fotorreportero.

El Partido Comunista integra el grupo de organizaciones políticas, sindicales, sociales y de derechos humanos que junto a destacadas personalidades de Argentina volvieron a exigir que no se extradite a Facundo Molares Schoenfeld, esta vez de cara a la audiencia que se va a celebrar hoy miércoles 20, que puede definir si se lo extradita a Colombia.

“Extraditar a Facundo Molares a Colombia es una pena de muerte encubierta”, advierten estas organizaciones que exigen que se lo libere por razones humanitarias debido a su delicado estado de salud. Por su parte, su defensor, Gustavo Franquet, rechaza el pedido de la fiscalía colombiana que lo requiere por haber integrado las Farc, porque asevera que se trata de un caso que está comprendido dentro de los Acuerdos de Paz celebrados en aquel país entre su gobierno y esa fuerza.

Lo cierto es que los últimos años de Molares Schoenfeld fueron complicados. Los golpistas de Bolivia lo detuvieron cuando se encontraba en ese país llevando a cabo tareas de fotorreportero. Fue en Santa Cruz de la Sierra y ahí estuvo internado y después encarcelado en condiciones terribles lo que agravó las dolencias que padecía hasta ponerlo al borde de la muerte.

Finalmente, merced a una gestión del gobierno argentino, pudo volver al país pero, el 7 de noviembre fue detenido en Chubut donde residía en casa de su padre, por requerimiento del Poder Judicial de Colombia y tras estar alojado en el penal de Rawson, fue trasladado al de Ezeiza donde se encuentra ahora.

“La vida de Facundo Molares está en riesgo”, alertan las organizaciones que demandan su liberación y añaden que el Estado colombiano no garantiza un juicio justo ni la integridad personal del fotorreportero, tal como “lo demuestran las extremas violaciones a los derechos humanos que ese Estado perpetra contra su propio pueblo”.

Pero también señalan que quien debe evaluar el pedido de extradición, es el juez federal Guido Otranto “cuyo accionar encubridor y cómplice en la causa de desaparición forzada de Santiago Maldonado fue escandaloso”, algo que sólo incrementa “nuestro estado de alerta”.

Junto al PC se pronunciaron contra la extradición y por la liberación de Molares Schoenfeld, Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Piedad Córdoba, Ana María Ramb, Horacio Liñán, María del Carmen Verdú, Milagro Sala, Norman Briski, Pablo Pimentel y la Federación Juvenil Comunista de Malvinas Argentinas, entre otros.