Suman gendarmes para Rosario

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así lo acordó el Gobierno nacional con el de la provincia de Santa Fe y el intendente de esta ciudad. “La solución del problema de los delitos complejos no pasa por la militarización”, recalcó el titular del PC local, Norberto Champa Galiotti.

“La solución del problema de los delitos complejos no pasa por la militarización”, recalcó el secretario del Partido Comunista de Rosario, Norberto Champa Galiotti, al referirse al compromiso del Gobierno nacional de reforzar la presencia del personal de Gendarmería destacado en esa ciudad.

“La provincia de Santa Fe siente la necesidad de coordinar la presencia de más fuerzas federales en territorio, una acción de la justicia federal más sólida y tener acompañamiento en terrenos de trabajo que el gobierno nacional tiene para aportar en el mejoramiento de muchos de los sectores y barrios donde están las zonas más difíciles del delito”, dijo Perotti tras la reunión.

Al respecto adelantó que “ha habido el compromiso de la presencia de un destacamento fijo de Gendarmería en la ciudad de Rosario que será puesto en marcha en los próximos treinta días con un comandante a cargo de todas las operaciones en el territorio y con los primeros trescientos gendarmes para integrar ese equipo”.

“A Rosario fundamentalmente ya han venido muchas fuerzas federales pero el problema se agrava”, recordó Galiotti, tras lo que hizo hincapié en que simultáneamente “ha crecido la cantidad de asesinatos por sicarios”, ya que “hace dos años hablábamos de uno cada dos días y ahora ya hablamos de tres por día”, al tiempo que “los hechos más aberrantes se van naturalizando”.

En el mismo sentido, puso como ejemplo el reciente allanamiento llevado a cabo a raíz de una causa vinculada a un miembro de la banda de Los Monos, en el que se encontró armamento que debía estar bajo custodia judicial, “pero estaba en manos de una banda vinculada a Ariel Cantero”.

Por eso sin dudarlo advirtió que “ahora van a volver a militarizar, lo que implica poner en Rosario otro negocio porque el delito es un negocio: desde la venta de alarmas, enrejados y todo lo que brinda seguridad es un negocio que mueve mucha plata, tal como la mueve el tráfico de armas”.

Y resaltó que “es preciso analizar lo que ha pasado en México con el ingreso de la DEA, que es lo que se pide en la provincia de Santa Fe”, ya que “cuando ingresó la DEA en México militarizó el conflicto y recrudecieron las matanzas ¿cuántos murieron en esa militarización del conflicto del supuesto control del narcotráfico?”.

Por eso el titular del PC de Rosario fue claro al decir que en realidad lo que se hace con este tipo de abordajes es “controlar, organizar y regular a ese negocio”, pero también “la militarización, porque detrás de la presencia de funcionarios, militares y de fuerzas de seguridad de EE.UU. va el negocio de las armas, va la representación de un negocio de un cartel de drogas de un canal de comercialización, va el negocio del control social”.

Porque “se dedican al negocio de la droga y también ordenan a la Justicia, a sectores de la política” y con la militarización que viene con la excusa de actuar contra el sicariato y la disputa territorial de bandas narcotraficantes “va también el control social, porque en una situación donde juega el FMI y se viene un ajuste y la precarización del ingreso del pueblo, esa militarización sirve para ejercer un fuerte control social ante la reacción de un pueblo al que se le empeoran las condiciones de vida”.