Por ahora confirman la marcha del 17 de agosto

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así lo hizo la directiva de la CGT. La CTA se suma a la movilización y desde el Partido Comunista se reclama que se profundice el sentido de la jornada.

La directiva de la CGT se reunió paraavanzar en la organización de la marcha que convocó para el 17 de agosto que, según se prevé, va a unir la Plaza de la República con el Congreso para exigir “urgentes respuestas a la clase política ante la crisis económico-social” y denunciar “las maniobras especulativas de sectores del poder económico”.

El encuentro tuvo lugar en la sede de Azopardo al 800, en un contexto en el que desde diferentes usinas massmediáticas se venía propalando la versión de que la central evaluaba suspender la marcha. Pese a esto, tras la reunión los integrantes del Consejo Directivo, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, ratificaron su realización y coincidieron en señalar que en la oportunidad se va a leer “un documento de claro y neto corte político”.

Vale recordar que para esta jornada ya adhirieron la Corriente Federal de la CGT que encabeza Sergio Palazzo y la CTA de los Trabajadores, cuyo titular Hugo Yasky insistió con que es preciso “ganar las calles contra los especuladores”, al tiempo que evaluó que el 17 de agosto “cientos de miles de trabajadores marcharán en las calles de todo el país”, ya que “la clase trabajadora saldrá a exigir un freno a los formadores de precios y a los poderosos que dan golpes de mercado en busca de una devaluación que solo traerá más hambre al pueblo”.

Con este telón de fondo, también se hacen oír voces al respecto desde la Corriente Nacional Agustín Tosco. “Es interesante que comencemos a movilizarnos, pero hay que advertir que entre los convocantes debería haber también una autocrítica” ya que “está bien salir en contra de la especuladores, pero si no se hace un plan que sea capaz de articular ese reclamo con otros de fondo, vamos a quedarnos sólo en una marcha”, advirtió el titular de la CTA de Roque Sáenz Peña y secretario Gremial de la central de Chaco, Raúl Toto Galván.

Tras lo que sostuvo que la jornada del 17 de agosto “debería dejar un saldo organizativo de resistencia y de lucha para cambiar el actual estado de cosas”, porque es preciso “pasar de la defensiva a la ofensiva, lo que implica pensandola construcción desde lo sindical de una alternativa clasista que pelee no sólo contra la oligarquía y la derecha, sino que exija al gobierno que cumpla con lo que se comprometió de cara a las elecciones de 2019 respecto a evitar que el FMI destruya el ingreso de los trabajadores”.

Y fue claro al hacer hincapié en que “debemos construir una plataforma de lucha y resistencia para plantearle al gobierno que hay un pueblo que no está dispuesto a aceptar de que el FMI venga a marcar la cancha, por eso hay que convocar con toda la fuerza al Partido, La Fede, el MCL y la Conat para que aportemos a construir un polo alternativo en lo sindical, en la cuestión social y el territorio”.

Por su parte, desde la Conat, el integrante del Secretariado Nacional de la CTA de los Trabajadores, José Chapu Urreli, destacó la importancia que tuvo el antecedente inmediato que tiene la convocatoria del 17 de agosto, esto es, la marcha que se hizo el 26 de julio.

“Para nosotros es muy importante calentar las calles con la movilización, para seguir luchando contra los efectos que  generaen nuestra patria el acuerdo con el FMI, que sólo trae hambre y miseria para las mayorías y acumulación de riqueza para unas pocas minorías que no cesan en sus proclamas golpistas y desestabilizadoras, ayudadas muchas veces por la indecisión del gobierno de enfrentarlos apoyándose en nuestro pueblo”, recalcó Urreli.