Un golpazo al pueblo

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“La crisis económica, social y política que atravesamos en Argentina no consiste solo en el episodio que acaba en la designación de Sergio Massa como ministro de economía, es la defección, el abandono del mandato popular de terminar con el neoliberalismo”, advirtió el Secretariado Nacional del PC.

“La crisis económica, social y política que atravesamos en Argentina no consiste solo en el episodio que acaba en la designación de Sergio Massa como ministro de economía, es la defección, el abandono del mandato popular de terminar con el neoliberalismo”, advirtió el Secretariado Nacional del Partido Comunista por medio de una declaración titulada “Un golpazo al pueblo”.

Ahí se recuerda que el Frente de Todos ganó las elecciones “con el propósito de acabar con la derecha de Mauricio Macri y el sufrimiento del pueblo” pero, ya en el gobierno, tomó otro camino “al no expropiar Vicentin, renunciar a la explotación de puertos y vías navegables, la rebaja y exención de derechos sobre las exportaciones, la salida evasora de nuestros bienes naturales, nuestro mineral y nuestras reservas energéticas sin controles y cargas impositivas”.

Y que esto tiene su expresión más cruda en la firma del acuerdo con el FMI, que “se expresa en un ajuste insoportable en salarios, jubilaciones, tarifas, alimentos y abre paso a la multiplicación del ajuste”.

A todo esto se suma “el golpe palaciego que oficializa el giro conservador y neoliberal, con la búsqueda de nuevos endeudamientos a través de los organismos multilaterales de crédito, en la aplicación a rajatabla de los mandatos del Imperio, el cogobierno con el FMI para el pago de una deuda que es impagable”.

Por otra parte, resalta que “son parte de esta deriva”, la debilidad e inacción ante el lawfare, “con una marcada persecución política a la vicepresidenta Cristina Fernández, ante el accionar de las mafias mediática y judicial, los ‘operadores financieros’ y el acoso político de la oposición de derechas de Macri, el PRO y su mandante, el gran capital concentrado”.

Mientas que el sometimiento al FMI “también se manifiesta en los alineamientos internacionales, hoy expresados en la negativa a una explotación soberana del litio o en la retención del avión venezolano para que sea apropiado por EE.UU.”.

En este contexto, añade la declaración del PC, que “Massa dio a conocer esta nueva faceta del plan de ajuste de gastos, de vigilancia y control de planes sociales, de nuevos límites e imposiciones al consumo de gas, luz y agua, de medidas que favorecen a los evasores para que recauden dólares y la ‘contención’ del gasto”, lo que implica “más ajuste y pobreza, más concentración de riqueza”.

Así las cosas, el PC hace hincapié en que no acompaña estas políticas y en que hay otro camino. “Nuestra propuesta es la de un diálogo urgente, un debate para la acción conjunta entre las fuerzas del movimiento popular en cada lugar, que supere su dispersión y logre un reagrupamiento de fuerzas políticas y sociales, que salgan al encuentro de la desestabilización que propugnan los sectores locales y extranjeros del capital concentrado, del lawfare, del paro agrario, de los enfoques neoliberales del  gobierno,  y trabajar activamente para la creación de una alternativa política”, señala la declaración.

Tras lo que sostiene que, “tal como siempre lo hemos hecho los comunistas, proponemos la creación de un centro que coordine las luchas por redistribuir la riqueza, por medidas estructurales antineoliberales”.

Y, en este sentido, insiste con que es preciso “controlar el mercado de alimentos y para ello, nacionalizar Vicentin y formar con YPF agro la empresa que pueda hacerlo”, pero también “recuperar el Río Paraná y los puertos para impedir la evasión de los bienes naturales como está sucediendo con el litio y con la producción de granos”.

Así como “impulsar una reforma tributaria para que paguen más los que más tienen y políticas para reconvertir planes y programas sociales en trabajo genuino”, reclamar un aumento general de salarios y jubilaciones “por encima de la inflación”, promover una reforma tributaria que supere la establecida desde la última dictadura y comenzar por un aumento de las retenciones al agro e impuestos permanentes a las grandes fortunas”, para que “paguen más quienes más tienen”. Y ampliar la Corte Suprema, como asimismo “liberar a los presos políticos”, entre otras medidas.

Y, en esta dirección, la declaración del Secretariado recalca que el PC “tiene la convicción de que frente al inusitado desarrollo del capitalismo en crisis, se legitima el debate sobre una sociedad humana, se legitima cada vez más la necesidad de una alternativa de liberación nacional y social”.