Con el síndrome de Braden

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista repudió la injerencia del embajador de EE.UU. en asuntos internos de Argentina y recalcó que el gobierno debe pedir que Washington remueva de ese cargo a Marc Stanley.

El Partido Comunista hizo público su repudio a dichos pronunciados por el embajador de EE.UU., Marc Stanley, quien durante encuentro celebrado por el Consejo de las Américas en el Hotel Alvear de la Ciudad de Buenos Aires, señaló que “antes de las elecciones de 2023”, es preciso que en Argentina se arme “una gran coalición de partidos para salvar al país”.

El PC no dudó en calificar la intervención de Stanley como una “provocación injerencista” y recordó que el Consejo de las Américas, es “un consorcio del gran capital regional al servicio de los intereses del imperialismo yanqui, diseñado en Washington hace sesenta años con el fin de contrarrestar la influencia de la entonces naciente Revolución Cubana”.

Asimismo, advirtió que “estos consejos salidos de la Doctrina Monroe, que buscan apoyo en la remanida e inviable conciliación de clases, encuentran eco en declaraciones como las del propio ministro de Economía, Sergio Massa, quien abogó en el mismo auditorio por ‘no tener ni miedo ni vergüenza de sentarnos a buscar acuerdos entre fuerzas políticas distintas’, coqueteando con la idea sugerida por Stanley de avanzar hacia un hipotético ‘Frente de Todos Juntos por el Cambio’”.

En este sentido, resaltó que “el FMI cogobierna Argentina y el embajador estadounidense, uno de los principales lobistas del acuerdo sellado con el fondo en marzo, declara con aires de virrey: ‘¿Tienen Vaca Muerta, tienen alimentos, tienen litio?, acá está el socio que necesitan para salir a ofrecerlo’”.

Después reflexionó que “estas bravuconadas proferidas por Stanley, reafirman el siempre renovado interés de EE.UU. en nuestro país y toda nuestra región, a la que nunca han dejado de considerar como su patio trasero”. Y añadió que “el interés obsesivo del imperialismo yanqui al sur del Río Bravo, se ve hoy potenciado ante la manifiesta pérdida de hegemonía mundial que sufre a manos de China y Rusia”.

De ahí que “no deben sorprendernos para nada estas repudiables declaraciones, que van en el mismo sentido que las que pronunciara la jefa del Comando Sur, Laura Richardson, semanas atrás y representan una gravísima amenaza contra los recursos naturales y la soberanía de Nuestra América”.

Así las cosas, el PC instó a que el Gobierno, acompañe “con hechos concretos a los gestos en pos de la unidad latinoamericana proclamados por el presidente Alberto Fernández en la reciente reunión de la Celac”. Y a que, en esa dirección, se le devuelva “de inmediato” a Venezuela la aeronave de la estatal Emtrasur “secuestrado en nuestro país por orden de EE.UU. y ordenar a nuestra Cancillería que exija la inmediata remoción del embajador Marc Stanley por su intromisión directa en nuestra democracia”.

También alerta que “la disociación entre los anuncios y las medidas tomadas por este gobierno ya son una constante, como lo demuestran la marcha atrás con la expropiación de Vicentín o con la investigación de la ‘mayor estafa contra el pueblo argentino’, como el mismo Alberto Fernández caracterizó en su momento al préstamo pedido (y fugado) por el macrismo al FMI, que luego terminaría legitimando”.

Y resalta que “la defensa de nuestra soberanía exige romper esa hoja de ruta marcada por el FMI, con sus clásicas recetas que colocan siempre al pueblo como variable de ajuste, y tomar la decisión de recuperar Vicentín, de recuperar el control sobre el Río Paraná y estatizar los puertos, tal como exigieron amplios sectores de la CTA y de la CGT en la masiva movilización del 17 de agosto”.

Pero asimismo, “reagrupar fuerzas en el campo popular para poder ponerle fin al neoliberalismo de una vez por todas, para forjar una unidad programática que le haga honor a la memoria de nuestro Libertador General José de San Martín, y luche, por hacer de nuestra Patria”.