Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

22
Sáb, Jun
87 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“Se debe impulsar un camino de unidad obrero-popular a fin de derrotar los planes actuales que, en general, están afirmando el dominio imperial”, recalcó Mario Alderete de cara a los comicios de la central.

“Las elecciones en la CTA de los Trabajadores cobran importancia de primer orden, porque deberán afirmar la independencia y la diferenciación de la misma con respecto a las otras centrales existentes”, sostuvo el coordinador nacional de la Corriente Nacional Agustín Tosco, Mario Alderete, al referirse a los comicios que la central va a celebrar el 9 de noviembre.

Durante esa jornada los afiliados a la CTA van a decidir quiénes van a ser sus autoridades nacionales, provinciales, regionales y locales, como así a los miembros de comisiones revisoras de cuentas y delegados congresales nacionales y provinciales para el período que va desde el 1° de diciembre de 2022 al 30 de noviembre de 2026.

En este sentido, Alderete fue claro al señalar que “se debe impulsar un camino de unidad obrero-popular a fin de derrotar los planes actuales que, en general, están afirmando el dominio imperial”, pero en simultáneo “hay que impulsar medidas que permitan construir la unidad orgánica de la clase con una central única capaz de encabezar un frente popular verdadero, a fin  de derrotar a la derecha no sólo electoralmente”, así como “defender y ampliar conquistas junto al impulso de la unidad latinoamericana soberana y expulsar al imperialismo”.

Así las cosas, la Conat reafirmó su lucha “por un nuevo modelo sindical, autónomo, democrático, horizontal con un programa reivindicativo económico vinculado estrechamente a una propuesta política alternativa, de clase, defensora de la soberanía política, la independencia económica y la igualdad social”.

Por lo que “desde esa visión y con objetivos de clase bien definidos, construimos y nos proponemos fortalecer a nuestra Conat tratando de que cada día sea más homogénea y representativa”, así como “fortalecernos para ser más eficaces en este proceso de lucha contra la superexplotación, contra cualquier intento de retorno del dominio neoliberal y por la afirmación de un gobierno producto de la unidad, basado en un programa que se proponga terminar con el hambre y la desocupación, garantizar el desarrollo de la industria nacional, las pymes, la libertad de todas y todos los presos políticos, de solidaridad con la lucha de todos los pueblos hermanos de Latinoamérica y del  Caribe y marchar por el camino de la integración de nuestra Patria Grande”.

De ahí que “ambicionamos y debemos aportar a la unidad desde nuestras propias concepciones de clase, sin perder identidad”, al tiempo que “aspiramos a tener más peso y representatividad en una nueva correlación de fuerzas” ya que, “en definitiva, ejercemos nuestro derecho a ocupar un lugar preponderante en la configuración de un nuevo modelo sindical a tono con las exigencias de esta época de crisis civilizatoria, de guerra mundial que se produce a través de formas y métodos, algunos nuevos, pero muy diversos y que nos reclama la impostergable unidad de los trabajadores y los pueblos de la Patria Grande, como única manera de derrotar definitivamente al capitalismo financiero y concentrado haciendo realidad la segunda y definitiva independencia”.