Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

23
Jue, May
90 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras el cuarto intermedio de la semana pasada, el jueves podrá tener dictamen de comisión un proyecto de ley vinculado a la problemática de los humedales. Mientras tanto el cambio de vientos y una lluvia ayudaron a disipar el humo que atormentó a Rosario y otras localidades.

Tras una década y después de que la desidia llevara a que alguna de las iniciativas perdiera estado parlamentario, la semana pasada diez proyectos de ley vinculados a la problemática de los humedales fueron debatidos en comisión por la Cámara de Diputados.

Pero, pese a esto, para ver qué iniciativa es la que va a llegar al recinto, hay que esperar un poco más, al menos hasta el jueves próximo que es el día en que van a volver a verse las caras los integrantes de las comisiones de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, Presupuesto y Hacienda, y Agricultura y Ganadería, que pospusieron la definición hasta esa jornada.

Mientras tanto y aunque un cambio en la dirección de los vientos y alguna lluvia alivió la situación, en las ciudades ribereñas del Paraná santafecino, prenden velas para que no vuelva el humo que, tal como ocurre recurrentemente, atormentó durante las últimas semanas a sus moradores.

“La afectación fue muy grande, ya que el aire se volvió irrespirable”, aseveró precisamente desde una de las ciudades afectadas, el titular del Partido Comunista de Rosario, Norberto Champa Galiotti, quien también valoró positivamente la movilización que se registra en esa localidad para protestar contra la quema de pastizales que provoca el humo que ya se convirtió en un problema sanitario muy serio.

Vale señalar que, días atrás, en el marco de una acción que fue coordinada por más de medio centenar de organizaciones, se realizó una masiva marcha en la que alrededor de diez mil personas bloquearon el puente Rosario-Victoria, tras lo que acamparon en el lugar.

“La movilización fue importante”, recalcó Galiotti pero también advirtió que coincidentemente “comenzó algo que no se había visto hasta ahora, ya que desde radios de Entre Ríos se dio una contraofensiva de los ganaderos y el gobierno de esa provincia, acusando a los santafecinos de ser responsables del problema, porque según su versión, los incendios surgirían de quienes acampan en las islas y prenden fogatas, algo que es un ataque brutal y falaz”.

Asimismo, lamentó que “son sectores a los que no les importa la salud ni la vida del pueblo”, ya que “son concientes de que están contaminando, pero lo hacen porque es una práctica que económicamente les conviene y, dentro de su lógica, la tierra que puede producir soja debe ser usada sólo para eso y por lo tanto a los animales los llevan a otro lado, en este caso las islas y para eso queman para que después crezca pasto tierno”. Y destacó que “la mayoría de quienes hacen esto, tienen feedlot en las zonas de tierra firme y usan las islas para engorde”, ya que “son empresarios que tienen ganado pero también otras inversiones”.

Pero el secretario del PC de Rosario también fue claro cuando hizo hincapié en que el principio de una solución puede ser la sanción favorable de una ley que proteja a los humedales y, en este sentido, recordó que los proyectos que van en tal dirección no fueron tratados durante la última década en la que pasaron tres presidentes.

“No se quisieron afectar los intereses que toca la ley de humedales, que sería una herramienta indispensable para evitar que sucedan este tipo de incendios y que, si se perpetran, se sancione de forma contundente a quienes son los responsables”, sostuvo Galiotti.

Tras lo que señaló que “ahora parece que finalmente se va a tratar un proyecto de ley de humedales y habrá que ver quiénes lo apoyan y quiénes lo boicotean, porque como se dice en el campo, hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño”.