Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

23
Jue, May
90 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Al cierre de esta edición, el Partido Comunista participaba junto a otras fuerzas políticas y sociales de la movilización hacia Plaza de Mayo para visibilizar que la agenda debe ser la de las grandes mayorías populares y no la del FMI.

“Movilizamos para visibilizar, en la calle, que hay otra agenda que no es la del FMI: la de las grandes mayorías populares que ya no pueden esperar más”, recalcó el Partido Comunista al participar en la jornada de movilización que se lleva a cabo hoy lunes 17 en la Ciudad de Buenos Aires con epicentro en Plaza de Mayo y exigió “la libertad de todos los presos políticos, que los salarios le ganan a la inflación, la plena soberanía sobre nuestros recursos naturales y fuera el FMI”.

La marcha tiene lugar bajo la convocatoria de un amplio espacio de organizaciones que representan, entre otros a los universos del trabajo y la producción, así como políticas, sociales y de Derechos Humanos que se movilizan con el lema “Unidad nacional por la soberanía con justicia social”.

Pero también se advierte que “la unidad nacional sólo será duradera en el tiempo, si se construye con el pueblo como protagonista a través de sus organizaciones” y que se debe asentar “esencialmente en la búsqueda del bien común por el camino de la paz hacia la conquista plena de la justicia social”.

Y se alerta que la justicia social va a dejar de ser “una declamación inalcanzable cuando hayamos recuperado en plenitud nuestra soberanía, arrebatada desde hace tiempo por un poder fáctico corporativo que opera por encima del sistema democrático burlando la voluntad popular y frustrando sus legítimas aspiraciones”.

Asimismo, se denuncia que “ese poder actúa con violencia para impedir que podamos ejercer nuestro legítimo derecho a la autodeterminación y lo hace para preservar sus privilegios a través del control de sectores básicos de la economía, especulando y extorsionando desde adentro y desde afuera de nuestro territorio, utilizando el endeudamiento externo con el FMI como arma de disciplinamiento del Imperio en complicidad con grupos económicos locales, los medios monopólicos de comunicación como instrumento de manipulación de la opinión pública y el Partido Judicial como herramienta de persecución y proscripción necesaria para neutralizar las demandas populares y para sacar del escenario político a aquellos referentes que el pueblo considera que mejor interpretan sus anhelos”.

También se puntualiza que la jornada viene a ratificar el “pacto democrático de 1983”, al tiempo que condena la persecución y el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Y plantea una propuesta programática que busca “restaurar el rol del Estado en el control y planificación de la economía, combatir la inflación, establecer como prioridad las políticas de aliento a la producción y generación de trabajo digno, rediseñar el sistema financiero, impulsar una reforma tributaria integral progresiva, establecer un estricto control estatal del comercio exterior, plena recuperación de la soberanía sobre el Río Paraná y puesta en marcha del Canal de Magdalena y la restauración de un Poder Judicial ecuánime”, en tanto se pronuncia “por el derecho a la comunicación democrática”.

Junto al PC, son de la partida la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina y la CTA Autónoma, gremios de la CGT nucleados en la Corriente Federal de Trabajadores y el Frente Nacional para el Modelo Nacional y la  Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular.

La pertinencia de la jornada se explica, entre otras cosas, por el telón de fondo que dibuja una inflación que no da tregua. El viernes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), dio cuenta de que la variación que registró el Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante septiembre fue de 6,2 por ciento.

De esta manera y aunque el porcentaje disminuyó algo respecto al siete por ciento de agosto, durante los primeros nueve meses del año el IPC acumula una suba de 62,1 por ciento.