Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

23
Jue, May
90 New Articles

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Prestigiosos juristas coinciden en cuestionar el proceso que llevó al juicio contra Cristina Fernández de Kirchner y la decisión adoptada por el Tribunal Federal 2.

El prestigioso constitucionalista Eduardo Barcesat y la Asociación Americana de Juristas (AAJ), coincidieron en repudiar el fallo condenatorio del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 2 contra Cristina Fernández de Kirchner, que la semana pasada le dio una pena de seis años de prisión a lo que añadió la inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos, al encontrarla penalmente responsable del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en la causa abierta por la adjudicación de obra pública en Santa Cruz. Este tribunal también la absolvió por el delito de asociación ilícita.

“Este fallo es el paradigma del lafware”, no dudó en aseverar Barcesat y sostuvo que “pocas veces pudimos asistir a alegatos y a una sentencia de la que, si bien aún sólo conocemos su dispositivo, presenta lagunas jurídicas irresolubles”.

En este sentido, el prestigioso abogado hizo hincapié en que la contradicción más importante que presenta, residen en “que quebranta un principio de jerarquía constitucional, que es el de la inviabilidad de la doble persecución penal”, ya que esta causa había sido fallada en la jurisdicción penal de Santa Cruz, que es la que le correspondía por razones territoriales, pero arbitrariamente fue sacada de ahí para que quede en Comodoro Py.

Y de este modo “se llega con un alegato totalmente carente de de sustento en las pruebas colectadas en el expediente”, por lo que “el orden lógico hubiera sido primero tratar la nulidad”, recalcó Barcesat y lamentó que “lejos de esto se apuraron a decir que a la causa no le cabía ninguna nulidad y así se siguió para adelante hasta llegar a las condenas”.

También destacó que cuando era presidenta, Cristina de Kirchner carecía de capacidad para administrar los fondos sobre licitaciones y de ahí que nunca debió ser imputada por el delito de asociación ilícita. Y recordó que “esto les correspondía a quienes aprueban el Presupuesto”esto es las cámaras del Congreso donde, ya por entonces, estaban representados los bloques de la derecha que forman parte del dispositivo que orquestó el lafware que condena judicialmente a Fernández de Kirchner.

Por su parte, la AAJ hizo público su repudio a “la sentencia proscriptiva” contra la vicepresidenta y remarcó que la medida que adoptó el Tribunal 2,presenta “un fuerte contenido de violencia de género”, ya que “ha exteriorizado un ensañamiento a la figura de la mandataria, al punto incluso de inducir y justificar la tentativa de magnicidio”.

Esta ONG que tiene representación permanente en la ONU y que entre otros está integrada por juristas de la talla de Beinusz Szmukler y Eugenio Zaffaroni, denunció que el juicio que llevó a la condena, “ha estado plagado de violaciones a las garantías del debido proceso” que entre otras cosas“llegaron hasta la negativa a un pedido de ampliación de declaración indagatoria formulado por la imputada”. Y, al respecto, la AAJ convocó “a todos los sectores de la sociedad a repudiar la persecución judicial con fines políticos”.