Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
86 New Articles

Sindical
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La ministra de Trabajo no se pone de acuerdo sobre si el gobierno le va a poner o no le va a poner techo a las paritarias. Para Mario Alderete la cosa es más clara: hay que otorgar una recomposición extra que nivele el salario con aquello que perdió durante la Presidencia Macri.

Primero dijo que desde el Gobierno Nacional se va a impulsar paritarias del sesenta por ciento, pero una semana más adelante se rectificó y aseveró que desde La Rosada no se va a poner techo a las paritarias. Pero, de todos modos y en medio de esta ensalada condimentada por los dichos contradictorios de la ministra de Trabajo, Raquel Olmos, lo que va quedando claro es que en el ejecutivo prevalece la idea de que la recomposición salarial para los trabajadores conveniados, debe acompañar al rango de inflación prevista para este año por el Presupuesto Nacional.

Así las cosas, desde la perspectiva gubernamental y en el mejor de los escenarios, es decir que se alcance la estimación presupuestaria 2023, las paritarias se acotarían a recuperar la parte del salario que se coma la inflación durante los próximos meses. Pero de ninguna manera lo harán con aquello que el universo del capital le arrancó al del trabajo conveniado durante los años previos.

Para que quede más claro: sólo durante los cuatro años de la Presidencia Macri, el salario mínimo medido en moneda estadounidense perdió el 55 por ciento, ya que pasó de 589 dólares en diciembre de 2015 a los actuales 268, tal como lo revela un trabajo que elaboró la Universidad de Avellaneda.

Al respecto, el secretario Sindical del Partido Comunista, Mario Alderete, sostuvo que es preciso que se otorgue una recomposición extra que nivele el salario con aquello que perdió durante esos años. “Durante la primera etapa del gobierno de Fernández, se avanzó en la actualización con paritarias para actualizar salarios cada tres meses, pero resulta que cuando se acuerda esa supuesta actualización de los sueldos, ya se había perdido el cuarenta por ciento del poder adquisitivo o del valor de los salarios vigentes en virtud de las medidas político económicas que tomó el gobierno de Macri”, dijo Alderete y añadió que por eso “hay que hacer subir el piso un cuarenta por ciento, mínimamente, y a partir de ahí convocar a paritarias”.

Asimismo, Alderete advirtió que tal como están las cosas, “se ajustan las paritarias pero ya con un retraso del cuarenta por ciento”, por lo que “por más que sean muy buenos los convenios que se firmen como lo son los casos de Camioneros y Aceiteros, el retraso está presente siempre porque así arrancó 2019”. De ahí que fue claro cuando insistió en que “no hay forma de actualizar realmente los salarios, si no es mediante un aumento previo y de emergencia como el que reclaman los jubilados”.