Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

15
Sáb, Jun
86 New Articles

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Cooperativas que integran la Mesa de Frigoríficos Recuperados presentaron al ejecutivo una propuesta para “recuperar el precio popular de la carne”. Este sector representa la faena del cuatro por ciento de lo que se consume en el mercado interno y puede llegar a un diez del total.

La Cooperativa de Trabajo Frigocarne de la localidad cañuelense de Máximo Paz, es uno de los doce frigoríficos cooperativos, agrupados en la Mesa de Frigoríficos Recuperados (MFR), que el vieron dieron a conocer la propuesta que presentaron al ejecutivo para “recuperar el precio popular de la carne”.
Vale recordar que esta empresa fue recuperada por sus trabajadores, tras varios años de una lucha que tuvo entre sus protagonistas al MTL. Y es una de las que integra esta Mesa de empresas recuperadas que suman casi 1500 operarios que respalda la decisión gubernamental d establecer un cese temporal de las exportaciones de carne bovina para “analizar y ejecutar líneas de trabajo para atender planificadamente el mercado interno y externo, y recuperar el precio popular de la carne”.
La MFR recalcó que estas empresas recuperadas faena el cuatro por ciento de lo que se consume en el mercado interno, al tiempo que tiene un potencial para llegar a un diez del total.
“Somos parte del sistema agroalimentario argentino, y parte indiscutida de la cadena de valor cárnica con capacidad para el mercado interno y para la exportación”, destaca la declaración que hizo al respecto la MFR y añade que “somos parte de la economía real, que genera riqueza, trabajo directo e indirecto, valor agregado, y aporta a las arcas del Estado, en condiciones desiguales con el capital privado”.
Además del Frigocarne, integran la Mesa las cooperativas chaqueñas de Trabajo y Consumo Unidos, Puerto Vilelas y La Unión, La Lagunita de Mendoza, la misionera El Zaiman, las bonaerenses Bragado, Subpga de los Trabajadores, Industria de la Carne Obrera, Suitrab y La Foresta, así como la Cooperativa de Trabajo Frigorífico Torgelon “58” de la Ciudad de Buenos Aires.

Acompañamiento

Los frigoríficos recuperados hicieron público que acompañan “la medida tomada por el gobierno nacional, de parar la pelota”, adoptada por medio del cierre paréntesis impuesto a las exportaciones, que busca “abrir una mesa de diálogo con los grandes exportadores y lograr frenar la disparada de aumentos del precio de la carne vacuna”.
Tras lo que advierten sobre el riesgo de desabastecimiento que trae el lockout que que dispuso la Mesa de Enlace, que pretende que “el hilo se corte por lo más delgado y los más perjudicados seamos los trabajadores y el conjunto del pueblo”.
Por lo que insistió con que “hay que equilibrar de punta a punta” la “compleja” cadena de esta industria para “garantizar la carne vacuna en la mesa de todas y todos los argentinos a un precio razonable para el conjunto de la población”.
Y al respecto postula que hay que diseñar un plan integral ganadero que contemple la integración de la cadena cárnica con la participación de los pequeños y medianos productores, así como los mataderos frigoríficos nacionales, ya sean de capital privado como de capital social.
También “fortalecer el mercado interno de la cadena y reordenar democráticamente cuotas para la exportación de carne vacuna enfriada o congelado con o sin hueso” y que se aborde una estrategia de financiamiento “para adecuar las plantas de consumo interno para la exportación”.
Y que se realice la compra directa de hacienda para la exportación, sin que pase por el poder corporativo que representa el Mercado de Liniers, lo que ayudaría a transparentar el precio del consumo interno, entre otras cosas. Tras lo que resalta que la Mesa se declara “en estado de alerta y movilización en defensa de la clase trabajadora, del gobierno nacional y del pueblo todo”.