Europa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores ferroviarios y los del Servicio Nacional de Salud vuelven a parar para exigir recomposición salarial en un contexto de ajuste impuesto por el gobierno que encabeza Rishi Sunak.

“Esta crisis de inflación llega en un momento en que los trabajadores del Reino Unido, particularmente en el sector público, se enfrentan a recortes salariales en términos reales todos los años desde la crisis económica de 2008”, alertó la vicepresidenta del Partido Comunista de Gran Bretaña-Marxista Leninista (PCB-ML), Joti Brar, y recalcó que el programa de ajuste que impone el gobierno liderado por Rishi Sunak, “que va acompañado de severos recortes en el gasto público que se verifica en escuelas, hospitales y obra pública, que se impuso al servicio de los préstamos que tomó para evitar el colapso de los bancos británicos”.

Cabe recordar que esta semana volvieron a arreciar las medidas de fuerza convocadas por sindicatos que agrupan a trabajadores del sector público, se hicieron sentir principalmente con el paro de los ferroviarios y los médicos residentes del Servicio Nacional de Salud. En todos los casos las demandas se vinculan a la estrepitosa caída del poder adquisitivo de los salarios frente al proceso inflacionario que se profundizó a partir del Brexit.

Estos planes de lucha son la continuidad de los que tuvieron lugar durante 2022, que se convirtió en el año con más huelgas en Gran Bretaña de las últimas tres décadas. Ante esto, Joti Brar, sostuvo que es probable que durante este año esta situación se profundice más todavía, ya que “los trabajadores se enfrentan a una enorme crisis inflacionaria, con enormes aumentos en los costos de la energía, además del rápido incremento de los costos de alquiler, alimentos y ropa, entre otras necesidades”.

Durante 2022, en el caso del servicio de energía eléctrica, la tarifa de fue aumentada el 67 por ciento, mientras que en el de la de electricidad la suba fue del 129 por ciento. Por su parte el índice de inflación anualizado asciende al 17,5 por ciento, lo que significa mucho para los registros que tiene el Reino Unido desde hace cuarenta años y todavía más en un contexto en el que los salarios están congelados desde hace más de una década. Y con este telón de fondo, Sunak impulsa una ley que busca limitar los derechos de los trabajadores a manifestarse públicamente y a ir a la huelga.