Europa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde el Partido Comunista de España, la eurodiputada Sira Rego advierte sobre el endurecimiento de la política migratoria que se está impulsando desde Bruselas.

Lo sucedido en aguas próxima a Gran Canaria “refleja las políticas migratorias europeas y el avance de las posiciones más racistas y xenófobas en el seno de la Unión Europea” (UE), denunció la portavoz federal y eurodiputada por Izquierda Unida (IU), Sira Rego, tras lo que recalcó que es “inaceptable” que España siga la senda de Italia y Grecia de “desatender y dejar morir a las personas migrantes y refugiadas que tratan de llegar a nuestro país por mar, en lugar de rescatarlas”.

La eurodiputada e integrante del Partido Comunista de España, aludió a lo sucedido la semana pasada cuando una embarcación con migrantes a bordo que intentaba llegar hasta las Islas Canarias, naufragó en aguas del Atlántico y aunque no queda claro cuál es el número de víctimas fatales, de acuerdo a la ONG española Caminando Fronteras habría sesenta personas en el bote de las que 39 continúan desaparecidas.

Pero esto no es todo, ya que el gobierno español se desentendió la las tareas de rescate que quedaron en manos de la Guardia Costera de Marruecos, algo que no pasó inadvertido para Sira Rego quien reclamó que Madrid despliegue en la UE “una política migratoria que defienda la vida y los Derechos Humanos por encima de todo”, en lugar de aumentar “la apuesta por encargar a terceros países las operaciones de búsqueda y rescate en el mar”.

Tras lo que hizo hincapié en que, en este caso, la situación es más grave “porque la embarcación estaba también en una zona cercana a las aguas del Sáhara Occidental, lo que hace que la intervención de Marruecos refuerce que España siga legitimando la vulneración de las resoluciones de la ONU sobre la ocupación marroquí” en territorio de la República Árabe Saharaui Democrática”.

Asimismo, denunció que este hecho vuelve a exhibir que las políticas migratorias europeas están sometidas “al avance de las posiciones más racistas y xenófobas en el seno de la UE” y añadió que España “tiene una oportunidad de oro durante la presidencia del Consejo que está a punto de iniciarse para encabezar una resistencia civil y política a todos los niveles para evitar que Giorgia Meloni siga pilotando el Pacto de Migración y Asilo, tal y como se vio en la última reunión de ministros del Interior de la UE, que desgraciadamente contó con el aval del ministro del Interior español”.

Cabe citar que la primera ministra italiana, consiguió hacer prevalecer en la UE un criterio vinculado al endurecimiento de las políticas migratorias que, entre otras cosas, responsabiliza a los países del norte de África por el flujo de migrantes desde ese continente hacia Europa. Y, desde esa postura, desde Bruselas se presiona a los gobiernos magrebíes para que frenen los barcos de personas migrantes y refugiadas.