Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A instancias de legisladores comunistas, un grupo de eurodiputados pide que la Fifa y la Uefa expulsen a Asociación de Fútbol de Israel como respuesta a la masacre que Tel Aviv perpetra en la Franja de Gaza.

Una decena de eurodiputados apoyó una iniciativa del legislador de la UE y secretario de Relaciones Internacional del Partido Comunista Español (PCE), Manu Pineda, por la que se solicita la expulsión inmediata de las competiciones internacionales de fútbol, de la selección de Israel y los equipos de su liga.

Cabe recordar que los seleccionados y conjuntos de la Asociación de Fútbol de Israel disputan los torneos de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (Uefa), que la acogió tras recorrer un largo periplo que la llevó a jugar en la Confederación de Fútbol de Oceanía, después de que en 1974 fuera expulsada de la Confederación Asiática de Fútbol. Esto pasó porque las asociaciones de los países árabes, rechazaban disputar encuentros contra Israel como represalia a la posición que, ya por entonces, Tel-Aviv tenía respecto a Palestina y su pueblo.

Pero pese a que el genocidio que Israel perpetra contra el pueblo palestino fue creciendo, la Fifa y la Uefa nunca adoptaron ninguna mediada como aquellas con las que sancionaron hace dos años Rusia, que fue suspendida de las competiciones, y a Bielorusia a la que se le priva de su Localia. En este caso, las sanciones fueron adoptadas de forma expeditiva y como una toma de posición respecto al conflicto bélico desatado en el Donbaas.

Ahora son varios eurodiputados los que piden a estas dos federaciones la exclusión de Israel de las competencias que organiza. Y uno de quienes impulsan esta solicitud, el legislador español Pineda, explica que “el fútbol no puede contribuir a legitimar la ocupación y el exterminio del pueblo palestino”, tras lo que advierte que lo que se requiere es una “medida de presión ante el asesinato de más de treinta mil civiles palestinos en Gaza”, en tanto que recuerda que la Fifa y la Uefa “afirman promover mediante el fútbol los valores de igualdad y respeto a los Derechos Humanos, algo que sin dudas hoy en Gaza está siendo violado”.

En este sentido, después de recordar que oportunamente el ente rector del fútbol mundial sancionó a la Sudáfrica del apartheid y más recientemente a Rusia, hace hincapié en que no se pueden aceptar “dobles varas de medir”, ya que “el fútbol tiene una gran proyección internacional y no puede ser un escaparate para quien está cometiendo una masacre contra el pueblo palestino”.

Junto a Pineda suscribieron la iniciativa los eurodiputados españoles María Eugenia Rodríguez Palop, Miguel Urbán, Idoia Villanueva y Esther Sanz, todos ellos pertenecientes al grupo de La Izquierda, así como el liberal Javier Nart y Ana Miranda que integra el bloque de Greens/EFA.

También los irlandeses Mick Wallace, Clare Daily, Cris MacManus y Luke Flanagan, el belga Marc Botenga y el independiente alemán Martin Buschmann. Por su parte, una semana antes, doce federaciones de fútbol de Asia Occidental que son las que agrupan a los principales países de la región, solicitaron una suspensión temporal de la Asociación de Fútbol de Israel. Por lo que, ahora, la pelota está en manos del Consejo de la Fifa que preside Gianni Infantino y el Comité Ejecutivo de la Uefa a cargo del eslovaco Aleksander Čeferin.


Dignidad


La novedad es que un grupo de eurodiputados ponga su ojo sobre la masacre que Israel viene perpetrando, desde hace más de siete décadas, contra el pueblo palestino. Pero la solidaridad del fútbol con Palestina no es nada nuevo. A lo largo de las últimas décadas, fueron varias las hinchadas y jugadores que se pronunciaron en tal dirección y, en varios casos, esto es algo que pagaron con sanciones que repercutieron en sus carreras. Sobre esto pueden dar cuenta jugadores como Anwar El Ghazi y Frédéric Kanouté, ambos sancionados por exhibir su apoyo a la causa palestina.

“No es nada comparado con el infierno en Gaza”, dijo públicamente El Ghazi cuando durante noviembre de 2023 el club para el que jugaba el campeonato de la Bundesliga, lo despidió a raíz del las expresiones de apoyo con el pueblo gazatí que manifestó en diferentes redes sociales.

El Ghazi es neerlandés de ascendencia marroquí y ante los aprietes que culminaron en su separación del equipo alemán, fue claro al señalar: “no me distancio de lo que dije, y apoyo hoy y hasta mi último aliento a la humanidad y a los oprimidos”.

Y, por medio de su cuenta de Instagram, tras ser echado del Mainz, indicó que “defiendo lo que es correcto, incluso si eso significa estar solo. La pérdida de mi medio de vida no es nada en comparación con el infierno que se está desatando sobre los inocentes y vulnerables en Gaza”. Por lo que clamó: “detengan la matanza”. Con esta actitud, sin dudas que El Ghazi se ganó un lugar en la NuestraPropuesneta (Ver Arranca la NuestraPropuesneta).

Varios años antes el francés hijo de padres oriundos de Malí a cuya selección representó, Frédéric Kanouté, reafirmaba su compromiso con la causa del pueblo palestino, cuando al convertir en el triunfo que su equipo Sevilla le propinaba al Deportivo La Coruña por la Copa del Rey, celebró exhibiendo una camiseta negra que llevaba debajo de la casaca palangana, donde se leía simplemente la palabra Palestina.

Era 2009 y corrían días en los que, como ahora, Israel desataba su furia genocida en constantes y feroces bombardeos contra la Franja de Gaza. Esa vez lo amonestaron y la Federación Española de Fútbol le impuso una multa de tres mil euros. Kanouté pagó y, públicamente, dijo que estaba orgulloso de lo que había hecho.

Pero como el fútbol sin hinchadas no es fútbol, también desde los tablones se vienen multiplicando las voces de aliento con el pueblo palestino. Y, como no podía ser de otra manera, en esto quien pica en punta es el Palestino de Chile que en su liga no está solo, ya que también se suceden expresiones similares entre las hinchadas de la Universidad de Chile y el Colo Colo.

Otras barras que suelen exhibir su apoyo son la del Celtic de Glasgow, en la Liga Española el Xérez, el Rayo Vallecano, el Cádiz y el Athletic de Bilbao, mientras que en Grecia quien levanta en alto la Bandera Palestina es el aguerrido Paok Salónica, en tanto que en Colombia lo hace Independiente Santa Fe y en Egipto el popular Al Ahly.