Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de España hizo público su rechazo al envío de armamento, por parte de Madrid, al régimen de Kiev que encabeza Volodimir Zelenski.

El Partido Comunista de España (PCE) reiteró su rechazo al envío a Ucrania de armas fabricadas en ese reino, al tiempo que hizo pública su condena a lo que definió como “una escalada belicista en Europa, que está alentada por parte de EE.UU. y la unión Europea contra Rusia”.

Por su parte, después de que no hace mucho advirtiera que su país puede mandar efectivos militares para apoyar al régimen de Kiev, el ministro de Defensa de Francia Sebastian Lecornu, anunció el domingo pasado el envío de cientos de vehículos blindados a Ucrania, así como misiles tierra-aire que va a engrosar la ayuda militar que Paris ya brinda al gobierno encabezado por Volodimir Zelenski.

“La entrega constante de armas hacia Ucrania, no sólo no ha contribuido a poner fin al conflicto, sino que lo está alargando, incrementando el número de muertes y el sufrimiento” alertó el PCE y lamentó que “en lugar de buscar soluciones a través del diálogo y la negociación, las oligarquías y el gran capital estadounidense y europeo optan por una estrategia que sólo alimenta la violencia y la cronificación de un conflicto cuyas consecuencias sólo están pagando las clases trabajadoras”.

Y, tras reiterar su “compromiso con la paz y la diplomacia”, repudió la expansión de la Alianza del Atlántico Norte, que acaba de engullirse a Suecia, y que con su apoyo al régimen de Kiev, “sólo tiene como verdaderos beneficiarios al gran capital, el gran complejo armamentístico y el decadente imperialismo de EE.UU.”, mientras que “la clase trabajadora no tiene nada que ganar y sí todo que perder” porque, recalcó, “son sus guerras y nuestros muertos”.

Significativamente, hace poco más de dos meses, el gobierno español condenó el acuerdo celebrado entre Rusia y la República Popular Democrática de Corea, por la que Pionyang comprometió la entrega de diferente tipo de munición y misiles balísticos a Moscú para colaborar en el esfuerzo de desnazificación que el país euroasiático viene desarrollando por medio de la operación militar especial que emprende en la región de Donbaas.

Esa vez, el Ministerio de Exteriores de España estampó su firma en una ominosa declaración que suscribió junto a sus pares de otras 47 formaciones estatales, entre ellas, la de la titular de la Cancillería de Argentina, Diana Mondino.

Esto pese a que apenas unas semanas antes, públicamente Zelensky celebrara que estaba a punto de recibir nuevas armas provenientes de España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania. “España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, gracias”, dijo esa vez un exultante Zelensky en el discurso diario que pronuncia para la televisión ucraniana.