Lo hizo el gobierno de Japón en una medida que alcanza a varios diputados del Partido Comunista Ruso, como parte del alineamiento de Tokio con la postura de EE.UU. en el contexto del conflicto en curso que tiene por escenario a Ucrania.

El gobierno secuestró al principal dirigente de la juventud comunista de Ucrania y asesinó a uno de los integrantes de la delegación negociadora de este país ante Rusia.

Así se manifestó el secretario general del Partido Comunista de Gran Bretaña, Robert Griffiths, quien señalo la responsabilidad que en esta escalada belicista tiene la secretaria de Relaciones Exteriores del Reino Unido Liz Truss.

El titular del Partido Comunista de la Federación Rusa señaló los crímenes de guerra que perpetran los grupos nazis que operan en Ucrania bajo el amparo del gobierno de Kiev y recalcó que es preciso que “sean condenados por el mundo entero”.

Así lo señala el Partido Comunista al hacer el balance del resultado de las recientes elecciones que tuvieron lugar en este país.

“Occidente busca hacernos pelear y dividirnos y quiere hacer inaceptable la sola idea de que Ucrania y Rusia puedan ser amigos, promover vínculos mutuos”, advierte el Partido Comunista de la Federación Rusa.

Más artículos...