Lo hizo el Partido Comunista Palestino “para resistir la ocupación y establecer un Estado independiente en todo el territorio nacional, con la Jerusalén como capital para todo su pueblo”.

En sólo tres días de ataques, las fuerzas israelíes asesinaron a casi medio centenar de personas, 16 de ellos eran niños. Desde 2008 Israel perpetró cuatro guerras en territorio palestino, en las que asesinó a casi cuatro mil seres humanos, de los que una cuarta parte eran pibes.

La toma del Parlamento por parte de partidarios del clérigo chiíta, Moqtada al Sadr, es un capítulo más de la saga de consecuencias que dejó la destrucción del estado por parte de la invasión y la ocupación perpetrada por EE.UU.

Más artículos...