Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

26
Dom, May
87 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mientras la Unión Africana vuelve a avalar la postura de la Rasdh, se pronuncia en la misma dirección el Foro Latinoamericano y Caribeño en Solidaridad.

La primera Cumbre especial del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, reunida ayer en Addis Abeba “supuso una amargo fracaso de Marruecos y una doble victoria para el pueblo saharaui”, recalcó el ministro de Relaciones Exteriores de la República Árabe Saharaui Democrática (Rasdh), Mohamed Salem Uld Salek.
La Cumbre puso sobre el tapete la cuestión saharaui al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de que la Rasdh y Marruecos avancen hacia un alto el fuego con el respaldo de la Unión Africana.
En la misma dirección se pronunció, días antes, el Foro Latinoamericano y Caribeño en Solidaridad con el
Pueblo Saharaui que convocó -desde Caracas- a representantes de diferentes organizaciones sociales, políticas y de Derechos Humanos que firmaron una declaración en la que se ratifica el apoyo a la “justa lucha del pueblo saharaui por su descolonización, autodeterminación e independencia, encabezada por su organización y único representante legítimo, el Frente Polisario”.
Por otro lado advirtió que la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso). No alcanzó sus objetivos en su tarea de asegurar la paz y el cese al fuego y exige “el cese de las constantes violaciones de los derechos humanos y los derechos colectivos de este pueblo” así como “el desmantelamiento del Muro de la Vergüenza construido por Marruecos a lo largo de 2720 kilómetros”.
Pero también reclama que la ONU concrete las iniciativas políticas encaminadas a lograr una solución justa y definitiva, para defender el legítimo derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación, mediante un referéndum libre y como paso final al inconcluso proceso de descolonización. Y denunció el aumento de la represión y la persecución que perpetra Marruecos contra el pueblo saharaui en los territorios que ocupa ilegalmente.