Continúa la represión en Sudán

Medio Oriente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fuerzas policiales que responden al régimen instaurado tras el golpe de Estado del 25 de octubre, atacaron la sede central del Partido Comunista.

Aunque es marginado de las primeras planas de la industria massmediática, la situación en Sudán continúa siendo muy preocupante, al tiempo que arrecia la represión perpetrada por la junta de gobierno que surgió del golpe de Estado del 25 de octubre de 2021.

En este contexto y con la participación activa del Partido Comunista de Sudán (PCP) continua en las principales ciudades sudanesas el estado de movilización que, durante los últimos días, llevó a que se realizaran manifestaciones masivas en las que miles de personas demandaron el establecimiento de una autoridad civil plena.

En esta oportunidad, además de la capital Jartum, el epicentro estuvo en Sharoni, donde hubo enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas represivas. Durante esas jornadas, personal policial volvió a atacar gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento la sede central del PCS donde se habían refugiado decenas de manifestantes que eran perseguidos por los uniformados.

Ante esta situación, el PCS hizo pública su condena “a este acto bárbaro de la autoridad militar golpista que está saqueando los recursos del país para proteger sus intereses”, tras lo que volvió a hacer hincapié en que es preciso “trabajar junto a otras fuerzas sociales y políticas para construir el centro unificado de la Revolución”.

Cabe recordar que sobre fines de mayo, la policía de Sudán arrestó a Amal Alzain, quien es miembro de la Comisión Política del PCS. Así, Amal se suma así a otro integrante de ese mismo organismo, Salih Mahmoud, quien lleva varias semanas detenido y al propio secretario general, Muhammad Mukhtar Alkhateeb, que también fue apresado por el régimen.