Medio Oriente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La presencia militar de EE.UU. y el Reino Unido en la zona y los ataques contra territorio yemení, profundiza el peligro y amenaza con una regionalización y profundización del conflicto.

Desde mediados de noviembre de 2023 hasta esta semana, las Fuerzas Armadas yemeníes llevaron a cabo una veintena de operaciones navales dirigidas a 21 barcos, de los que tres eran buques de propiedad israelí, siete estadounidenses y uno británico, mientras que el restotienen otras banderas pero se dirigían a puertos palestinos ocupados por el Estado de Israel.

Estas acciones emprendidas por las fuerzas hutíes que gobiernan parte de Yemen, buscan obstaculizar la navegación israelí o la de aquellas naves que tengan como destino puertos ocupados de Palestina, en los mares Rojo y Arábigo, hasta que Israel frene su agresión y levante el asedio contra la Franja de Gaza. La última de estas acciones militares tuvo lugar el lunes pasado y fue contra un buque militar estadounidense que navegaba por el golfo de Adén, en el sur del mar Rojo, desde donde vienen atacando el territorio yemení.

Aquí cabe recalcar que estas acciones fueron diseñadas y ejecutadas ante la creciente presencia de fuerzas militares estadounidenses y británicas en la región y, en especial, en aguas del Mar Rojo. Y es con este telón de fondo que distintas voces se alzan para advertir acerca del peligro que conlleva la toma de posiciones que, por estos, días intentan imponer ahí Gran Bretaña y EE.UU.

Una de ellas es la del Partido Comunista Palestino (PCP), que condenó “la agresión estadounidense-británica al pueblo yemení”, algo que “forma parte de la guerra imperialista emprendida contra el pueblo libre de la región árabe, liderado por nuestro pueblo árabe palestino, contra la subyugación, el control y la hegemonía sionista- estadounidense”.

Tras lo que hizo hincapié en que la escalada agresiva estadounidense-británica que se viene registrando en la zona del Mar Rojo “refuta todas las falsas afirmaciones de Washington de no querer ampliar el alcance de la guerra y su extensión a toda la región”, pero también remarca que “esta nueva agresión contra Yemen, no habría ocurrido si los regímenes árabes hubieran adoptado una postura clara para detener la guerra genocida contra nuestro pueblo árabe palestino en la Franja de Gaza, que está vinculada a la agresión estadounidense-británica a nuestro hermano Yemen”.

Y tras reiterar su solidaridad con el pueblo yemení, el PCP añadió que “ese gran pueblo que se enfrentó a la llamada coalición árabe durante más de siete años, soportó más de 250 mil ataques aéreos y derrotó esta agresión, puede enfrentar y hacer lo mismo con los ataques estadounidenses-británicos”.

Pero, asimismo, instó a “todos los pueblos amantes de la libertad a organizar protestas condenando la agresión estadounidense-británica contra el pueblo yemení” y a que “todas las fuerzas de resistencia en la región árabe, intensifiquen la resistencia contra el ocupante estadounidense dondequiera que esté presente en la región árabe”.

Mientras tanto, desde Irán, los comunistas agrupados en el Partido Tudeh, también alertaron acerca del riesgo que para toda la región implica esta nueva escalada bélica emprendida por Londres, Washington y Tel-Aviv que amenaza con “arrastrar a Irán, Líbano, Siria y Yemen a un conflicto militar será una gran catástrofe para la región y los pueblos de esos países”, algo que “debe evitarse estrictamente”.

Y, en este sentido, hicieron hincapié en que “el gobierno racista y criminal de Israel y sus aliados y colaboradores imperialistas, buscan continuar y expandir la guerra en la región de acuerdo con la política de imponer su hegemonía total e injustificada en el Medio Oriente”, por lo que hizo pública su condena “a la continuación y expansión de las políticas intervencionistas y belicistas de los países imperialistas y sus aliados reaccionarios en el Medio Oriente”.

Ya que, insistieron, “los ataques aéreos y con misiles del imperialismo estadounidense y sus aliados contra Yemen, han expuesto una vez más a la región a una nueva ronda de políticas peligrosas y hegemónicas del imperialismo global”. Y recordaron que recientemente, el territorio yemení “se vio envuelto en una guerra civil destructiva y en ataques inhumanos por parte de Arabia Saudita y sus aliados, con el apoyo de los gobiernos estadounidense y británico, durante los cuales decenas de de miles de civiles, incluidos niños, han sido asesinados, han expuesto una vez más a la región a una nueva ronda de políticas peligrosas y hegemónicas del imperialismo global”.