Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

21
Dom, Abr
78 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mientras persiste en consumar la masacre que perpetra en la Franja de Gaza, el Estado de Israel avanza con sus planes de establecer población israelí en los territorios palestinos que ocupa ilegalmente en Cisjordania.

Con el retiro de los negociadores que Israel había destacado en Doha, donde bajo el paraguas qatarí se desarrollaban las conversaciones de mediación acerca de una tregua en Gaza, Tel-Aviv reanudó sus ataques sobre la Franja, que se objetivaron en los pocos centros sanitarios que aún se encuentran operativos en la zona sur, lo que dejó un saldo de al menos medio centrar de palestinos asesinados.

De este modo, desde que comenzó este capítulo de la masacre que Israel perpetra contra la Franja, ya fueron asesinadas casi 33 mil personas, alrededor de 72 mil resultaron heridas y el 85 por ciento de la población fue obligada a abandonar sus hogares.

Por su parte, la semana pasada Israel consumó la apropiación de unos ocho kilómetros cuadrados de Cisjordania, territorio que declaró como tierra estatal donde según anunció va a proseguir con la construcción de nuevos asentamientos ilegales en el territorio palestino ocupado.

Pero nadie debe sorprenderse con esto, porque los asentamientos continúan creciendo a un ritmo récord desde el momento en que arreciaron los ataques contra la Franja de Gaza, en octubre pasado, ya que desde entonces se sumó el emplazamiento de más de tres mil viviendas nuevas en asentamientos ubicados en Cisjordania.

Esto fue denunciado, no hace mucho, por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, quien advirtió que los nuevos asentamientos israelíes en esa región ocupada crecen como nunca antes.

Y añadió que están asociados al traslado de población civil israelí a esos territorios, lo que calificó como “un crimen de guerra según el derecho internacional” que además representa un peligro para los tres millones de palestinos residentes en la zona.

Esta situación fue denunciada recientemente por el Partido Comunista Palestino (PCP), que también advirtió sobre el peligro que representa el anuncio hecho por EE.UU. de que va a construir un muelle naval cuyo objetivo aparente sería llevar “ayuda humanitaria a los hambrientos en la Franja de Gaza”.

Pero el PCP puntualiza que “sus objetivos ocultos son maliciosos, empezando por el desplazamiento o el endurecimiento del asedio y los preparativos para una posible operación terrestre en Rafah” en la zona sur de la Franja.