El domingo vota Perú

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En medio de una pronunciada crisis política 18 fuerzas se participan en las Presidenciales. En diálogo con Propuesta Diario, el ex congresista Hernando Cevallo Flores, reflexiona sobre el escenario y las perspectivas que se abren con estas elecciones.

“Electoralmente la izquierda va dividida, es necesario que nuestro pueblo pueda creer y confiar que la izquierda puede ser capaz de cambiar este país”, destacó Hernando Cevallo Flores, quien es comunista y dirigente sindical, así como ex congresista de Perú, que además resaltó la pertinencia de la alternativa que plantea la candidatura presidencial de Verónica Mendoza.
La candidata de Juntos por el Perú tiene cuarenta años y es la segunda que se postula a la Presidencia. “Estamos en la oportunidad histórica de dejar atrás la corrupción y construir una patria nueva”, recalcó ayer durante la caravana con la que cerró su campaña electoral en Lima y añadió que “tenemos que seguir luchando, defendiendo nuestros derechos”.
Así las cosas, ya en la recta final de los comicios que se van a llevar a cabo el domingo próximo, Cevallo Flores, recordó que “una gran mayoría de los organizaciones del campo popular entre los que se encuentra el Partido Comunista, apoyan la candidatura de Verónica Mendoza”.
Vale recordar que Perú llega a esta instancia después en medio de una crisis política que llevó a que este año se sucedieran tres presidentes. Pero también con la pandemia como telón de fondo.
“La pandemia muestra las desigualdades que hay en Perú, la falta de acceso a la salud y a la educación que afecta a los pobres mientras que los sectores económicos de la derecha neoliberal siguen acumulando ganancias”, recalcó Cevallo Flores y lamentó que “sectores progresistas y de izquierda no logren una propuesta unificada que penetre en la gente”.
Tras lo que denunció que durante la pandemia “se han desarrollado una serie de medidas para golpear a los sectores más pobres”, por lo que dijo que es preciso que “el campo popular tenga la contundencia para enfrentar este modelo que esta haciendo pagar los platos rotos a quienes menos tienen”.

Pobreza y precariado

Cevallo Flores advirtió que “tenemos millones de desocupados por las políticas económicas adoptadas en pandemia, los recursos fiscales que teníamos como país, en buena medida, han sido utilizado para darles réditos a las grandes empresas, en un país donde el ochenta por ciento de la economía es informal, pero no se han invertido un solo centavo para formalizar a los pequeños emprendedores, a la micro empresa”.
Y alertó que en Perú está colapsado el sistema de salud y la estrategia de vacunación es escasa. “Perú tiene treinta millones de habitantes y, hasta ahora, llegaron alrededor de un millón de vacunas para las primera y segunda dosis del personal de salud, otras 150 mil para personas mayores de sesenta años de Lima y unas cincuenta mil que se usarán para las fuerzas armadas”.
Pero “el resto no recibió ningún tipo de vacunación, la case obrera y el pueblo, está totalmente desprotegida. Y a esto se suma que “es muy difícil poder mantener el distanciamiento social”, ya que “el treinta por ciento de la población carece de agua potable, lo que vuelve dificultoso que la gente de lave las manos y que tome las medidas adecuadas”.
Todo esto exhibe con claridad “que este modelo está agotado”, algo que se vuelve más crítico el contexto de pandemia “les permitió a los empresarios que puedan prescindir de sus trabajadores”, en un esquema de flexibilización laboral “que se ejecuta de forma de hecho” en una sociedad en la que “una gran parte de la población carece de seguro de salud”.
De ahí que, sin dudarlo, Cevallo Flores, insista en que “hay una situación compleja, que se da en el marco de una gran corrupción donde se ve un deterioro absoluto de todo el modelo neoliberal”.