Para superar la crisis

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La titular de la CUT de Chile, Bárbara Figueroa, hizo hincapié en que el salario el establecimiento de una renta básica universal son parte de la solución para la recuperación de la actividad.

“Solo superaremos esta crisis económica si el crecimiento está guiado por los salarios”, dijo la presidenta de la Central Unica de Trabajadores de Chile (CUT), Bárbara Figueroa, quien destacó que es preciso que se establezca el salario mínimo de quinientos mil pesos, una renta básica de emergencia, el congelamiento del precio de los alimentos y se frene los despidos.
“No vamos a sacar nada si no entendemos, de una vez por todas, que es gracias al salario e ingresos de los trabajadores que el país se pondrá de pie”, recalcó y añadió que “sólo superaremos esta crisis económica, si el crecimiento está guiado por los salarios y los ingresos de la familia”.
Tras lo que fue clara al hacer hincapié en que “debemos sacar al mercado del centro y volver a poner en su lugar el valor del trabajo y de los trabajadores” y sostuvo que es necesario que se avance en medidas universales para enfrentar la crisis como “una renta básica de emergencia, salario mínimo sobre la línea de la pobreza, congelamiento del precio de los alimentos, modificación a la ley de protección de empleo e impedir los despidos y suspender la causal de despidos por necesidad de la empresa”.
Asimismo, precisó que hay que “evitar el incumplimiento del derecho de protección a la primera infancia, a la maternidad y paternidad de los trabajadores y trabajadoras”.
Y se mostró esperanzada en que “el tiempo que viene puede ser de optimismo y esperanza, si es que entendemos que solo nuestra unidad y la más amplia unidad sindical, va a ser la que nos permita enmendar el rumbo ante la indolencia y un desprecio de un gobierno que no ha querido atender las necesidades de trabajadores y trabajadoras”.
Ya que “el tiempo que viene es uno en que la lucha debe estar presente, en el que reivindiquemos lo hecho, mantener la memoria de los caídos y seguir proyectando el futuro”, porque “nada puede contra la clase trabajadora cuando ésta se organiza y cuando los trabajadores tomamos la decisión de comprometernos con nuestros intereses”.