Paraguay fue a elecciones

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se votó por legisladores comunales en medio de un clima enrarecido por la violencia ejercida desde el aparato del gobernante Partido Colorado. Tras años de proscripciones, el Partido Comunista presentó listas propias.

“Nuevas elecciones, viejas mañas”, definió el Partido Comunista Paraguayo (PCP), a los comicios municipales celebrados el domingo en los que denunció que se verificaron “centenares de irregularidades efectuadas tanto por punteros colorados como por funcionarios públicos”.

Vale recordar que por primera vez en 93 años y tras décadas de proscripción, el PCP presentó candidatos propios a ocupar escaños en la Junta Municipal de Asunción.

En este contexto, el PCP denunció que el domingo, “desde el inicio de la jornada”, sus apoderados distribuidos en los distintos locales de votación, “detectaron funcionarios, apoderados y veedores colorados induciendo votos”, como asimismo, “personas ingresando a votar en conjunto de otras, urnas electrónicas dentro de aulas impidiendo el contralor del voto ante la ‘inacción’ de autoridades cómplices de omisión, en el mejor de los casos”.

Más allá de todo esto, el saldo que dejó la jornada señala como ganador a la oficialista Asociación Nacional Republicana- Partido Colorado, que triunfó en la capital del país y logró la mayoría de los municipios del resto del territorio nacional.

De los 261 distritos de Paraguay, 160 quedaron en manos coloradas, fuerza que hasta antes del domingo tenía 147, mientras que el Partido Liberal Radical Auténtico que contaba con 75 jefes comunales, tuvo que resignar quince por lo que se quedó con sesenta.

Por su parte, diferentes alianzas electorales que aglutinaron a varias agrupaciones consiguieron sumar doce intendencias a las veinticinco que ya contaban.

Cabe recordar que la campaña electoral tuvo lugar en medio de un clima de creciente violencia que tuvo picos más que preocupantes en episodios en los que fueron atacados locales partidarios y actos de fuerzas de la oposición, lo que dejó varias personas asesinadas, entre los que se cuentan militantes y candidatos.