Sigue el ecocidio en Brasil

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“Lamentablemente, no hay nada que celebrar en mucho tiempo”, señaló la dirigente del Partido Comunista do Brasil, Manuela d’Ávila, al conmemorarse el Día de la Conciencia Ecológica. Y denunció que con Bolsonaro aumentó la desforestación en la Amazonía.

“Lamentablemente, no hay nada que celebrar en mucho tiempo”, señaló la ex diputada por el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), Manuela d’Ávila, al referirse al contexto que rodea al Día de la Conciencia Ecológica que se conmemoró ayer en su país.

Cabe señalar que esta fecha se instauró para recodar al ecologista y líder sindical Chico Mendes, que fuera asesinado el 22 de diciembre de 1988 en la localidad de Xapuri, en la zona de la Amazonia brasileña aledaña a Bolivia.

Los autores materiales del crimen fueron dos terratenientes, Darly Alves de Silva y su hijo Darcy Alves Pereira, ambos miembros de la Unión Demócrata Ruralista. Los dos fueron condenados a 19 años de los que cumplieron una parte hasta que se escaparon de una prisión en el Estado de de Acre.

“Desde que Bolsonaro asumió el cargo”, recordó Manuela D’Avila, “la deforestación en áreas que deberían ser protegidas en la Amazonía ha aumentado un 79 por ciento en comparación con los tres años anteriores, según un estudio del Instituto Socioambiental”. Por lo que denunció que “la política ecocida de Bolsonaro está destruyendo Brasil”.

De acuerdo al relevamiento del Instituto Socioambiental, durante el período que citó la dirigente del PCdoB, la pérdida de área forestal solo en las Unidades de Conservación Federal (UCF), es todavía peor ya que alcanza al 130 por ciento mayor que en los tres años anteriores.

Según ese trabajo, estas UCF “sufren altos niveles de invasiones e ilegalidad en la explotación de los recursos naturales”, mientras que en los territorios que específicamente son de comunidades indígenas, la tasa de deforestación se incrementó en un 138 por ciento respecto al anterior a que Jair Bolsonaro se instalara en el Palacio Planalto.