Se lanzó la candidatura de Lula

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fue en San Pablo en un acto en el que PCdoB dijo presente y en el que el líder del PT dijo que “el fascismo será arrojado a la cloaca de la historia”.

“El fascismo será arrojado a la cloaca de la historia de donde nunca debió haber salido”, resaltó Luiz Inácio Lula Da Silva el sábado al encabezar en San Pablo el acto de lanzamiento de la fórmula que integra con Geraldo Alckmin para las elecciones presidenciales del 2 de octubre.

“Hay que restaurar la soberanía de Brasil y del pueblo brasileño”, recalcó Lula y defendió la intervención estatal en la economía, repudió las privatizaciones en las que avanza el gobierno de Jair Bolsonaro, tras lo que aseveró que es preciso restablecer la función social de las empresas públicas para motorizar el desarrollo, el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el hambre.

En este contexto y tras compartir el escenario del acto del sábado, la presidenta nacional del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), Luciana Santos, destacó la amplitud que presenta el espectro de fuerzas reunidas en torno a la postulación de Lula.

“Más que nunca, esta campaña capturará la emoción, porque Brasil necesita volver a tener esperanza”, celebró y advirtió sobre la “situación vergonzosa del mapa del hambre y de la inflación” que deja la Presidencia Bolsonaro. Y, sin dudarlo, añadió que con este telón de fondo “Lula es la esperanza y este es el principal vector de fuerza”, ya que está “comprometido con algo que ya hizo por Brasil”.

Por otra parte, Luciana Santos también señaló la importancia de que Alckmin se haya sumado a la fórmula y recordó que el postulante a vicepresidente y el propio Lula, “representan y simbolizan una época, en Brasil, de dos fuerzas políticas que se enfrentaban, que se disputaban como adversarios, pero que entienden que las diferencias y divergencias que tenían ahora enfrentan una necesidad mayor, que es defender la democracia, rescatar a Brasil, hacer un pacto por el desarrollo”, algo que “tiene un simbolismo muy fuerte”, ya que “es el reconocimiento de una situación de irracionalidad que estamos viviendo, de grandes retrocesos”.

Y recordó que oportunamente el PCdoB definió “que la centralidad de la táctica electoral era la constitución de un frente amplio. Creo que Lula logró un gran logro en esta primera fase, que es unir las fuerzas de nuestro campo”.