Avanza en Chile la campaña por el “apruebo” a la nueva constitución

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En septiembre se llevará a cabo el plebiscito en el que se someterá a la voluntad popular el nuevo texto constitucional. “El PC de Chile tiene abocadas todas sus fuerzas en la aprobación de la nueva constitución”, dijo Francisco Solari, militante comunista y periodista chileno radicado en Argentina.

Luego de dos semanas desde iniciada la campaña por el “apruebo” a la nueva constitución en Chile, crece la discusión popular y el apoyo al texto producido por la Convención Constitucional que buscará, en un referéndum que se llevará a cabo el 4 de septiembre, reemplazar la carta magna pinochetista que mantiene todavía, desde hace más de tres décadas, las bases del poder neoliberal en el país trasandino. Al respecto Francisco "Pancho" Solari, militante comunista y periodista chileno radicado en Argentina, enfatizó que “el Partido Comunista de Chile tiene abocadas todas sus fuerzas en la aprobación de la nueva constitución” y augura una victoria del “apruebo” en el plebiscito septembrino.

Solari basa sus argumentos en que “desde un primer momento la convención constituyente gozó de una alta aprobación pública, por su pluralidad y representatividad” y recordó que “uno de los criterios más importantes que se acordaron entre los asambleístas fue que para incorporar un punto a la propuesta del texto constitucional era necesario reunir dos tercios del total de la asamblea”. Como la derecha hizo una pésima elección para la asamblea constituyente, no logró siquiera reunir un tercio de la convención, cantidad mínima que le hubiera permitido tener poder de veto. Estos son los principales motivos por los que la derecha resiste y ataca la propuesta de constitución desde mucho antes de que se lance la campaña por el referéndum.

“El texto que emana de la asamblea constituyente y que ahora se someterá a referéndum es ampliamente representativo porque recoge muchas de las demandas surgidas al calor del proceso de movilización social de los últimos años”, agregó Solari. Quizás, matizó, en no pocos aspectos las respuestas que propone no sean lo profundas que se requiere, pero “cambia radicalmente el panorama frente a la constitución pinochetista”.

De ahí el ataque sistemático por parte de los medios de comunicación contra el texto constitucional y contra los miembros de la asamblea constituyente. Desde antes que se conociera el texto definitivo, “vienen desplegando enormes campañas de prensa, de la más burda propaganda, en las que mienten descaradamente”.

Solari hizo hincapié en que “si bien el texto que se propone podría ser mejor, las expectativas que genera son muy grandes porque abre la posibilidad para consolidar derechos que hoy en Chile no son garantizados por el Estado”, como el acceso universal a la educación, a la salud y a la jubilación.

Para el referéndum el voto será obligatorio, situación inédita en la historia de Chile desde la dictadura de Pinochet hasta acá. “La votación mostrará resultados altamente polarizados, pero hay confianza en que finalmente triunfe el apruebo”, analizó. Pero, para que eso suceda, exclamó que “hay que militar la nueva constitución, que sea leída y analizada por todos los chilenos antes de concurrir a votar para que nadie se deje llevar por las campañas de desinformación”.