Petro es presidente de Colombia

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En su gabinete designó a Gloría Inés Ramírez al frente de la cartera laboral. Se trata de una política, sindicalista, docente y defensora de los derechos humanos, laborales y de las mujeres, integrante del Partido Comunista Colombiano-UP.

Al asumir ayer la presidencia de Colombia, Gustavo Petro rompió con 212 años de dominio conservador y liberal en la primera magistratura de su país que, durante las últimas décadas, se vio empujado a una escalada de violencia y subordinación a EE.UU. y a la aplicación de recetas neoliberales.

En este contexto y tras imponerse en segunda vuelta pero con mucha claridad a todo el bloque de derecha, se comprometió a gobernar con un “gran acuerdo nacional para construir los máximos consensos”, para garantizar el despliegue de una agenda reformista que postuló durante la campaña.

En este sentido diseñó un gabinete que pretende ampliar el espectro de fuerzas que constituyen Pacto Histórico, espacio que lo catapultó la Presidencia donde se alinean Colombia Humana, Unión Patriótica, Partido Comunista, Movimiento Alternativa Indígena y Social, Polo Democrático, Todos Somos Colombia, Partido del Trabajo y el Movimiento de Acción Democrática.

Así las cosas, el Ministerio de Trabajo quedó en manos de Gloría Inés Ramírez, que es una política, sindicalista, docente y defensora de los derechos humanos, laborales y de las mujeres, integrante del Partido Comunista Colombiano-UP y del movimiento de izquierda Marcha Patriótica, que se desempeñó como senadora entre 2006 y 2014.

Por su parte para la cartera de Relaciones Exteriores el elegido es Álvaro Leyva Durán, quien proviene del universo conservador y participó en varios procesos de paz con los grupos guerrilleros durante los últimos cuarenta años, al tiempo que en Defensa se designó a Iván Velásquez, que es quien presidió la comisión de la ONU contra la corrupción en Guatemala.

Mientras tanto el que fuera jefe de debate de la campaña presidencial de Petro y secretario general de la Presidencia en el Gobierno de Juan Manuel Santos, Alfonso Prada, fue juramentado como ministro de Interior, al tiempo que hizo lo propio en la cartera de Hacienda y Crédito Público José Antonio Ocampo a quien se cataloga como un economista ortodoxo que ya tuvo ese cargo durante el Gobierno de Ernesto Samper.