Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

19
Mié, Jun
90 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

De cara a la segunda vuelta electoral, el Partido Comunista de Brasil, instó a trabajar para que se amplíen las fronteras del frente que llevó a que la fórmula encabezada por Luiz Inácio Lula da Silva aventajara a la de Jair Bolsonaro.

“Brasil ha demostrado que quiere volver a ser feliz”, recalcó la titular del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Luciana Santos, tras el resultado de las Presidenciales del domingo pasado y anticipó que “también ganaremos en la segunda vuelta” ya que, resaltó, “el pueblo demostró en las urnas que ya no quiere más el odio, división, violencia, hambre ni el autoritarismo”.

Por su parte, en el mismo sentido, la Comisión Política Nacional del PCdoB convocó “a todo el partido a unir fuerzas en la batalla electoral de esta segunda vuelta”, al tiempo que hizo hincapié en que “pese a todos los abusos en el uso de la maquinaria pública, el presupuesto secreto y las amenazas a la democracia y las instituciones, el pueblo repudió masivamente la candidatura de Bolsonaro”, lo que llevó a que la fórmula conformada por Luiz Inácio Lula da Silva y Geraldo Alckmin ganaran la primera vuelta por más de seis millones de votos.

Pero advirtió que de cara al balotaje “más que nunca es imperativo que construyamos el frente amplio más grande posible, una verdadera unión nacional frente a la implantación de la extrema derecha en el país, que nos arrastraría a un escenario nefasto en todos los sentidos”.

Y, sin dudarlo, destacó que “lo que está en juego es la disputa entre dos proyectos antagónicos, uno autoritario, retrógrado y excluyente liderado por Bolsonaro, y otro que es un proyecto democrático, comprometido con el desarrollo y la justicia social, liderado por Lula y Alckmin”.

De ahí que “es fundamental que ampliemos las plataformas locales, intensifiquemos la movilización social, así como construyamos amplias agendas de campaña”.