Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

26
Dom, May
87 New Articles

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La periodista y analista internacional, Stella Calloni, llamó la atención acerca de que la victoria electoral de Lula en Brasil y la nueva intentona golpista de la derecha santacruceña en Bolivia muestran a las claras que la orientación política y económica de la región sigue siendo materia de disputa entre sectores antagónicos.

“América Latina es un continente en disputa” dijo Stella Calloni al analizar el contexto de la región desde una perspectiva geopolítica luego del triunfo electoral de Lula en las elecciones presidenciales de Brasil y en el marco de la avanzada derechista en Bolivia, que con epicentro en Santa Cruz de la Sierra, busca reeditar un golpe de Estado en el país.

Para Calloni la situación de América Latina no puede ser deslindada de la crisis actual del capitalismo, asociada a una pérdida de hegemonía por parte de EE.UU. en el mundo. Al respecto, afirmó que el país del norte “no solo atraviesa una crisis de su liderazgo mundial, sino que además se encuentra inmerso en una crisis interna muy severa”. Por ambos motivos, “tiene necesidad de fortalecer su presencia en América Latina, región que todavía consideran su patio trasero”.

No obstante los intentos por someter al continente, América Latina “muestra signos, aun contradictorios, de fortalecimiento regional”. En ese sentido, remarcó que “la victoria de Lula en Brasil es parte de una serie continuada de triunfos electorales muy importantes, como los conseguidos en Argentina por el Frente de Todos, en México por López Obrador, en Perú por Castillo, en Colombia por Petro e incluso en Chile con Boric”, victorias parciales a las que “hay que sumar la resistencia de Cuba, la recuperación de Venezuela y en especial la impresionante victoria de Daniel Ortega en Nicaragua”.

En definitiva, “son tiempos complejos” en los que “la pelea pasa por enfrentar las políticas del imperialismo y de sus socios locales”. Con relación a este tema, enfatizó que “hay que estudiar muy bien y difundir el rol que desempeñan en la actualidad las fundaciones internacionales, que drenan recursos económicos bajo la máscara de cooperación cultural hacia espacios que luego articulan iniciativas con las derechas locales, con el propósito de desestabilizar a los gobiernos populares de la región”. Como ejemplo, señaló que “la Unión Cívica Radical en Argentina es un agente privilegiado en Argentina a la hora de recibir recursos provenientes de EE.UU., aunque en verdad –indicó- se trata de una práctica que se remonta a los años de la Guerra Fría”.

Con especial preocupación, Calloni se refirió a los hechos de violencia promovidos en Bolivia por la derecha vinculada a Luis Fernando Camacho. En opinión de la periodista “se cometió un error al iniciar un proceso judicial contra Añez pero no contra Camacho”, dado que este último “es el articulador de la derecha en el país, el responsable del golpe contra Evo y quien está detrás de la nueva intentona”.

Asimismo, “dijo que el gobierno de Arce y el pueblo tiene que estar alerta” ya que “sabemos que la derecha santacruceña cuenta todavía con el armamento suministrado por los promotores del último golpe” y recordó que la UCR y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fueron artífices de aquella página negra de la historia reciente.